Crítica de “La herida del tiempo”, dirigida por Vicente Rodado


EL TIEMPO Y LOS CONWAY
La compañía Bazar Eslavo llega al Teatro Quevedo de Madrid para representar “La herida del Tiempo” de J.B. Priestley, dirigida por Vicente Rodado. Un drama familiar que sitúa al espectador en el final de la Primera Guerra Mundial y que, gracias a su original estructura, permite reflexionar acerca del paso del tiempo y las consecuencias y cambios que trae consigo. Una obra que desde luego no deja indiferente. | Por Raquel Jaro

La familia Conway, una familia adinerada y de buena posición social formada por una madre viuda y seis hijos, celebra en su enorme casa de Newlingham el 21 cumpleaños de la mayor de las hermanas, Kay, que apunta maneras para ser una célebre escritora. Durante la celebración no solo están invitados los hermanos, sino que también acuden a ella amigos y vecinos. Entre juegos conocemos a una familia a la que parece no faltarle nada y que, a pesar de las diferencias entre ellos, se encuentra muy unida. Además, acaba de terminar la Primera Guerra Mundial y el futuro se presenta para ellos, que a su corta edad sueñan más que viven, como un camino esperanzador y lleno de prosperidad.
Sin embargo, cuando el telón vuelve a abrirse al comienzo del segundo acto, han pasado 20 años y durante la celebración (si es que así puede llamarse) del 41 cumpleaños de Kate la situación es muy diferente. Ya no hay juegos, ya no hay risas, no hay a penas muestras de cariño entre ellos y ni siquiera conservan su buena posición económica y social. El tiempo ha pasado para todos y ha dejado una mella imborrable: la herida del tiempo.
Una obra que no es sino una profunda reflexión acerca del paso del tiempo, de la juventud, de las promesas y la esperanza de un futuro mejor a partir de 10 personajes que vemos literalmente crecer a lo largo de la obra y con los que es imposible no sentirse, en ocasiones, identificado. Si la estructura y texto de “La herida del tiempo”, que parte del texto original de “El tiempo y los Conway” de J.B. Priestley, ya es una obra de arte en si misma, gracias a su original estructura a través de elipsis y saltos en el tiempo y la construcción de los personajes, la magnífica interpretación de los actores de la compañía Bazar Eslavo (formados en la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia) y la puesta en escena, que logra la identificación de los distintos ambientes dentro de un mismo espacio, hacen de esta obra una propuesta dramática excepcional y que desde luego no deja indiferente.
:: “La herida del tiempo” dirigida por Vicente Rodado y escrita por J.B. Priestley, se representó en el Teatro Quevedo (C/Bravo Murillo,18. Metro: Quevedo) los jueves a las 21:30h, y los sábados y domingos a las 21:00h, del 22 al 1 de febrero.
Anuncios
Crítica de “La herida del tiempo”, dirigida por Vicente Rodado

"La herida del tiempo", de Bazar Eslavo Producción, llega al Teatro Quevedo

“LA HERIDA DEL TIEMPO”, DE BAZAR ESLAVO PRODUCCIONES, LLEGA AL TEATRO QUEVEDO

“La herida del tiempo”, obra destacable de J.B. Priestley, llega al Teatro Quevedo de Madrid. Del 22 de enero al 1 de febrero tenéis la oportunidad de disfrutar de esta propuesta teatral firmada por Bazar Eslavo Producciones.  | Por Cristina Hernández.


Casa de los Conway. Familia y amigos se reúnen para celebrar el veintiún cumpleaños de la mayor de las hermanas, Kay. Juventud, felicidad, promesas, amor, sueños… Pasa el tiempo, y en el día del cumpleaños de Kay se sucede una reunión muy diferente. Dos frías noches de invierno separadas por veinte años y las decisiones tomadas. Amargura, desengaño, mentira, ruptura, dolor… La herida del tiempo.


Tras el pre-estreno en el Teatro Romea de Murcia, el estreno oficial en el Teatro Vico de Jumilla y una gira que comenzó en el Teatro El Musical de Valencia, esta compañía murciana de reciente creación ha llegado al madrileño Teatro Quevedo. Bazar Eslavo, dirigida por Vicente Rodado, elige la famosa historia de los Conway de J.B.Priestley como debut escénico. “La herida del tiempo” – título asumido tras la adaptación que hizo Luis Escobar en 1942-, texto más conocido como “El tiempo y los Conway”, cuenta la historia de una familia inglesa residente en Newlingham. La Sra. Conway, sus dos hijos y sus tres hijas disfrutan de la privilegiada posición económica y social que su difunto esposo procuró que tuviesen.

Priestley guía con precisión milimétrica por la vida de diez personajes con los que es imposible no sentirse identificado, mediante una revolucionaria estructura que le convirtió en un clásico instantáneo de la dramaturgia moderna y que elevó la historia de los Conway a la cumbre de su obra. Una fantástica propuesta teatral que se estrena este jueves, 22 de enero y que podrá verse hasta el 1 de febrero. Un montaje protagonizado por Enrique Asiaín, Dolores Calatayud, Juan C. Gandía, María Herrera, Raúl Lara, Lucila Mart, Eva Mataix, Jose Pérez, Carmen Ruiz y Elena Serrano. 

::“La herida del tiempo”, de la compañía Bazar Eslavo podrá verse en el Teatro Quevedo de Madrid del 22 de enero al 1 de febrero. Funciones: Jueves, 22 de Enero, 21:30. Sábado, 24 de Enero, 21:00. Domingo, 25 de Enero, 21:00. Jueves, 29 de Enero, 21:30. Sábado, 30 de Enero, 21:00. Domingo, 1 de Febrero, 21:00. Venta de entradas (10-12-14 euros): www.atrapalo.com, www.entradas.com, taquilla del teatro.
"La herida del tiempo", de Bazar Eslavo Producción, llega al Teatro Quevedo

"Yo, Leonor de Aquitania": María Luisa Merlo protagoniza esta propuesta de Juan Manuel Pardo en el Teatro Quevedo

MARÍA LUISA MERLO LIBERA A LEONOR DE AQUITANIA

María Luisa Merlo libera a Leonor de Aquitania, una de las mujeres más importantes de la Edad Media. El próximo 22 de enero llega al Teatro Quevedo “Yo, Leonor de Aquitania”, propuesta teatral dirigida por Juan Manuel Pardo. | Por Cristina Hernández.

Leonor de Aquitania fue una noble medieval francesa que desde 1137 y por derecho propio se convierte en la duquesa de Aquitania y Guyena y condesa de Gascuña, y que gracias a su matrimonio con Luis VII de Francia, que luego se convertiría en  Enrique II de Inglaterra, llegará a ser reina consorte de Francia y luego reina consorte de Inglaterra. El descubrimiento de la infidelidad de su esposo crea un ambiente de tensión entre ambos y la reina regente es encerrada en Chinon y luego en Salisbury, donde permaneció bajo arresto hasta la muerte del rey en 1189. Esta función recrea el encierro de Leonor y su sufrimiento.

“Yo, Leonor de Aquitania” viaja al siglo XXI en un montaje completamente contemporáneo de la mano de la consagrada actriz. María Luisa Merlo encarna a este personaje histórico bajo la dirección de Juan Manuel Pardo. El próximo 22 de enero se estrenará en el Teatro Quevedo esta propuesta teatral sobre Leonor de Aquitania, un personaje apasionante, la mujer más importante de la Edad Media, la más importante de su tiempo y quizás la más importante de la historia, precursora del feminismo a ultranza, favorecedora de las Bellas Artes, la gran impulsora de la Revolución Cultural del Siglo XII.

:: “Yo, Leonor de Aquitania” podrá verse en el Teatro Quevedo los jueves y los viernes a las 20.00h y los sábados y domingos a las 19.00h. Las entradas pueden adquirirse desde 10 euros. 
"Yo, Leonor de Aquitania": María Luisa Merlo protagoniza esta propuesta de Juan Manuel Pardo en el Teatro Quevedo

“Bollywood Colours of India” llega al Teatro Quevedo

ARTÍCULO POR ADOLFO PARDO
¡BOLLYWOOD EN MADRID!
Bollywood llega a Madrid y lo hace de la mano de “Bollywood Colours of India”, una compañía que transporta la tradición, el color y el aroma de la India por todo el mundo, con energía, ilusión y mucha fuerza en cada actuación. 

La magia de Bollywood aterriza en el Teatro Quevedo, un escenario elegido por la compañía de “Bollywood Colours of India” por ser su filosofía, la cual permite al espectador formar parte del escenario en un espacio íntimo, cercano y acogedor donde casi poder tocar a los artistas, cercanía que este espectáculo desea, pues pretende llegar a todos y cada uno de los espectadores.
Madrid, es la escala de una gira mundial que ya ha recorrido países como China, Italia, Venezuela, México o Rusia. Es un show musical en el que participan en esta ocasión unos 8 bailarines, con más de 200 piezas de vestuario y que está diseñado para mostrar a través de cada baile, cada color y cada acrobacia la cultura india.
La tradición está en todo momento presente, cada show comienza con una imagen de la diosa hindú Ganisha junto al sonido de rezos, además las acrobacias se basan en un arte marcial india que se remonta a 3000 años atrás en la historia, conocida como Kalaripayatu. No solo buscan transmitir la cultura hindú, buscan transmitir alegría, un motivo para sonreír, y hacer que su público pase un momento inolvidable. Desde luego, se plantea como un buen plan para este finde.

:: “Bollywood Colours of India” puede verse en el Teatro Quevedo hasta el 3 de agosto. Más info aquí.
“Bollywood Colours of India” llega al Teatro Quevedo

Entrevista: Álex Casademunt y Mónica Aragón nos hablan sobre "El otro lado de la cama"

“Es una propuesta interesante mucho más reducida, pero a la hora de la verdad es fiel al texto y permite hacer disfrutar a toda la gente que venga a vernos”

La famosa cinta de Emilio Martínez Lázaro, “El otro lado de la cama”, vuelve a los escenarios. Esta vez, la producción dirigida por José Manuel Pardo, se puede ver en el pequeño Teatro Quevedo y en cuyo reparto destacan Álex Casademunt y Mónica Aragón, con quienes nos citamos para hablar sobre el regreso de este divertido musical. | Por Cristina Hernández.

En 2002 Emilio Martínez Lázaro estrenó “El otro lado de la cama”, un canto al amor, a los celos y a las mentiras a golpe de canciones sin tono y coreografías sin son. Con una nueva adaptación teatral de David Serrano y Roberto Santiago, José Manuel Pardo es el encargado de dirigir el regreso a los escenarios de este famoso y exitoso título. Alex Casademunt, Mónica Aragón, José Manuel Pardo, Andrés Arenas, Noelia Miras, Laura Ramírez, Mayte Mira y Malu Carranza son los encargados de dar vida a Pedro, Sonia, Javier, Paula y cía sobre el acogedor Teatro Quevedo, una sala cuya cercanía actor – espectador le convierte a estos últimos en otro de los elementos destacados de este feedback espectáculo.

Esta comedia musical es un lío de camas, un lío de amores reñidos, correspondidos e intercambiados. Si por un lado está la casa de Sonia y Javier, que llevan varios años viviendo juntos, lo que les ha abocado a la monotonía y la rutina, por otro lado, están Paula y Pedro, que no viven juntos pero son pareja, o por lo menos eso piensa Pedro porque Paula no lo tiene claro y rompe la relación. Es aquí donde comienza un lío de sábanas, el arranque de una historia de sexo, amistad, enredos y mentiras. Durante la historia, van apareciendo nuevos personajes, como un taxista amigo de Pedro y Javier con una curiosa visión de la vida, una chica un poco psicópata que se enamora locamente de Pedro y Lucía, una actriz amiga de Sonia, simpática y lesbiana, algo que tendrá mucha importancia en la historia. Pero claro, en el amor y el sexo, las cosas nunca terminan como uno quisiera.

Jugando muy bien con el “recogido” escenario del teatro, la sencillez de la escenografía ayuda a cambiar con rapidez de un lugar a otro, de una habitación a un salón o a un bar, todos ellos configurados por un ambiente cargado de color que acompaña de principio a fin ese sentir alegre, colorido y festivo de esta historia al otro lado de la cama. Destacando la sensacional adaptación del guión, gracias al cual los fans de la cinta revivirán con gran fidelidad los desternillantes diálogos de esta comedia made in Spain, las interpretaciones – unas más creíbles que otras – podrían verse complementadas con un vestuario algo más cuidado, que no llevase a ver sobre el escenario a la misma persona que bajo el. Sin embargo, y en definitiva, este musical se convierte en una propuesta realmente entretenida, con la que será imposible no cantar los famosos temas del repertorio y mover los pies al ritmo de estas, pero lo que se convertirá en un objetivo improbable será no dar rienda suelta a la carcajada, y Pilar contribuye a ello mucho.

Álex Casademunt y Mónica Aragón nos hablan sobre “El otro lado de la cama
Pedro y Sonia, o lo que es lo mismo, Álex Casademunt y Mónica Aragón nos atendieron para hablar sobre esta producción, aprovechando además la ocasión para conocer que nuevos trabajos tienen en mente y conocerles un poco más.

¿Qué supone para vosotros participar en el regreso a los escenarios de este título tan famoso y exitoso tanto a nivel cinematográfico como teatral?
M: Pues es un gustazo, porque es una función súper divertida, con canciones que conoce todo el mundo, lo cual hace que el público se anime enseguida a cantar, y por otro lado, creo que los dos somos muy fans de la peli así que es un placer.
A: Yo estoy con lo que dice Mónica. Yo soy fan de la peli desde hace mucho tiempo, y cuando me brindaron la oportunidad de hacer este papel, que encima es el personaje que hace Willi Toledo, que es el de Pedro, el de “niño melón”, del que me divertía mucho ese trozo de “niño melón”, pues a parte de un reto ha sido todo un regalo.

Y ahora que hablas de Pedro, ¿qué pequeña biografía darías de este personaje a las personas que no hayan visto la película o el anterior montaje?
A: Pues Pedro es un hombre muy sentido, lo lleva todo al extremo, y cuando quiere pues quiere mucho, cuando se cabrea se cabrea mucho, cuando está de broma pues es muy bromista, pero luego es de esas personas que en el fondo se fía ciegamente de sus amigos porque es muy confiado. Creo es bastante entrañable y muy sencillo interpretarlo porque lo llevas a la vida cotidiana y se convierte en algo muy fácil.

¿Y de Sonia?
M: Pues Sonia es una chica que está muy confundida con sus sentimientos. Vive en pareja y de repente se enamora de quien no debe, del mejor amigo de su chico, y la crisis de sentimientos que atraviesa creo que le hace crecer como persona, madurar… y creo que en esta función todos se fían mucho de sus amigos. (Ambos ríen)

¿Qué características tiene esta nueva versión? ¿Tiene referentes de la anterior adaptación?
M: Yo destacaría la fidelidad del texto con la película, y es que, muchas veces no es fácil adaptar del cine al teatro porque sobre un escenario hay cosas que no se pueden hacer, son lenguajes distintos. Aún así creo que es un elemento fundamental de esta versión.
A: Y también la cercanía con el espectador, porque estamos en un teatro que permite estar ligado a él, que se ha diseñado para que no se quede en microteatro porque es este es más grande, pero tampoco es para un uso de 1000 personas en el que ves al espectador a 7 u 8 metros. Aquí la distancia es más corta y por ello las sensaciones y las energías son mucho más de verdad: enseguida lo captan, enseguida reciben, incluso hasta ven tu aliento cuando terminas de cantar una canción… No sé, creo que es una propuesta interesante mucho más reducida, pero a la hora de la verdad es fiel al texto y permite hacer disfrutar a toda la gente que venga a vernos.

Mucho cante, mucho baile y muchas risas ofrece “El otro lado de la cama”. ¿Con qué escena o número disfruta más Álex y con cuál Mónica?
A: Yo me quedo con el número de “Salta”, porque es el que más me gusta y el tema que hago de principio a fin. Lo disfruto mucho.
M: Yo también me quedo con ese porque es uno de los más divertidos y uno de los que más energía tiene de toda la función
A: ¡Eso es porque lo hago yo! (risas)
M: (Risas) En gran parte sí.

El repertorio de la obra tiene canciones por todos conocidas, pero si tuvierais la  oportunidad de incorporar algún tema, ¿cuál sería?
M: ¡Uf! Pues mira, había una canción en la peli, la de “Echo de menos” de Kiko Veneno que en la función no existe y me hubiese encantado que estuviera. Es más, me hubiese encantado cantarla a mi.
A: Estoy totalmente de acuerdo con ella…

Como artistas, ¿qué opinión os merece el impuesto sobre los productos culturales? ¿qué os provoca el IVA que pesa sobre un bien tan necesario como es la cultura?
M: Pues eso, como un maltrato terrible. Escuché una vez la frase que dice que “un país sin cultura es un país sin futuro” y yo creo es así, englobando dentro de cultura no solo cine y teatro, que es de lo que más se habla, sino también museos, libros… y yo creo que la base de una persona es su educación.
A: Yo creo que esa ley está muy mal construida, está fuera de lugar, y además, siendo sinceros, a lo que al ser humano le provoca placer es ver una buena peli, leer un buen libro, escuchar una buena canción… el arte que tenemos en nuestro país y tenemos que defenderlo, porque para mí es un bien de primera necesidad para el ser humano. Se está haciendo mucho daño a algo que no se va a ver ahora porque somos fuertes y duros y la gente aguanta, pero sobretodo porque le ponemos mucho corazón a lo que hacemos. Depende de nosotros mismos.
Hablemos de futuro. El presente lo ocupa este montaje, pero ¿qué otros proyectos tenéis a la vista? 
M: Pues de momento con la obra, con la que nos gustaría estar mucho, mucho tiempo, y luego yo tengo un proyecto de tele pero de momento no me dejan contar nada.
A: Yo he preparado un disco maravillo que estoy moviendo y defendiendo muy bien. Creo nos vamos a cambiar de sello discográfico, pero ahí estamos, currando mucho. Por otro lado, también tengo proyectos fuera de España, y si todo va bien quizás en septiembre os pueda dar buenas noticias. De todas formas yo soy una persona que me gusta rellenar las cosas con lo que hago y rellenarlas de todo mi amor. No me gusta hacer muchas cosas a la vez, me gusta centrarme en uno y hacerlo bien. Creo que con este trabajo puedes disfrutar cada día y cuando acabe esto, pues a otra cosa, como hemos hecho hasta hoy.
M: Así funcionamos, hoy aquí y mañana allá. (Risas).

:: “El otro lado de la cama” puede verse en el Teatro Quevedo los jueves, viernes y domingos a las 21:00h., y los sábados a las 20:30 y 23:00h.
Entrevista: Álex Casademunt y Mónica Aragón nos hablan sobre "El otro lado de la cama"