Crítica de "La isla mínima", dirigida por Alberto Rodríguez

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ

TODOS SABEN. TODOS CALLAN

Título: La isla mínima. Director: Alberto Rodríguez. Reparto: Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez, Antonio de la Torre, Nerea Barros, Salva Reina, Jesús Castro, Manolo Solo, Jesús Carroza. Guion: Rafael Cobos y Alberto Rodríguez. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España. Estreno: 26/09/2014. | Puntuación: 5/5.

Sinopsis: Año 1980, dos policías de homicidios de Madrid son enviados a Sevilla para investigar la desaparición de dos chicas en las marismas del Guadalquivir.

“La isla mínima” es sin lugar a dudas una de las grandes películas del año. Alberto Rodriguez dirige este espectacular y magistral PELICULÓN, digno de alabar a todos y cada uno de los componentes que hacen de esta pieza cinematográfica una joya de un elevado número de kilates.
Bravo. Era uno de esos títulos de los que llevábamos escuchando hablar los últimos meses, y es una de esas ocasiones en las que las expectativas son rebasadas tanto que es un absoluto gustazo. El director de la también fabulosa “Grupo 7” construye una de los trabajos más excepcionales de este año. “La isla mínima” es hipnótica, tan sobresaliente que emociona comprobar que un cine de la más alta calidad es posible en nuestro país. Un guión sublime, unos actores soberbios y una lista de componentes que hacen de los detalles, la tensión y el silencio las pinceladas que dibujan una investigación que hace partícipe activo al espectador de principio a fin. Ambientada en la España de la transición, los estragos del franquismo son aparentes en el retrato de los protagonistas de este thriller, de este drama policíaco cuya acción nos va adentrando en esas marismas del Guadalquivir, a ese pueblo anclado en el tiempo en el que se desarrolla la trama.

Todos saben, pero nadie habla. Todos ocultan un secreto, un peso que llevan en silencio, un mutismo que habla pero sin llegar a descifrar de manera explícita el engranaje de esta sórdida historia. Y es que, en este recóndito lugar, los jóvenes ansían huir de el. La desaparición de dos muchachas, y la lucha de una madre por hacer que se investigue su desaparición, lleva a Pedro y Juan, dos detectives de homicidios, a viajar de Madrid a ese perdido emplazamiento sevillano. Dos perfiles contrapuestos que tendrán que hacer por encajar las piezas de una investigación más ardua de lo que pensaban.  

Una cinta que se mueve en torno a una atmósfera de inquietud, desvelo y anhelo sobre la que Alberto Rodríguez coloca un reparto espléndido: Si sus protagonistas, Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, dejan constancia de una de sus más virtuosas interpretaciones, si en tanto que tanto monta uno como otro, el conjunto actoral se completa con una gran Nerea Barros, un correcto “niño” Jesús Castro y un inmenso Antonio de la Torre dando vida a un personaje, que a pesar de su poca presencia, constituye ser el detonante de esta turbulenta pesquisa, de esta ya gran joya del cine español.

Anuncios
Crítica de "La isla mínima", dirigida por Alberto Rodríguez