Un repaso por los mejores espectáculos del 2014

LAS PROPUESTAS TEATRALES QUE NOS HA DEJADO EL 2014


Hacemos un repaso por las propuestas teatrales que más nos han hecho disfrutar este año. Un recorrido por dramas, comedias y musicales de matrícula de honor que nos dejado este 2014. | Por Cristina Hernández.

España es el país que mantiene el IVA cultural más alto de toda Europa, una absoluta vergüenza.  La cultura es peligrosa, nos hace libres. A pesar de las trabas y de las malas noticias que este año han motivado a cerrar grandes teatros y pequeños espacios alternativos, la cartelera teatral nos ha dejado una amplia oferta de trabajos que han contribuido a destacar que el teatro sigue siendo una de las grandes artes que juega a experimentar para hacer disfrutar al espectador de una experiencia irrepetible.

Dramas, comedias y mucho musical se han convertido en los pilares de la oferta de este año, un tridente de emociones que recogemos en esta pequeña selección. Adaptaciones de cine, nuevas temporadas de montajes cuyo éxito es de lo más merecido, fiestas de la carcajada, atmósferas teñidas de negro, visceralidad escénica, innovación y sencillez son los elementos que destacan en este listado, de nuestras propuestas teatrales favoritas del 2014. ¡Larga vida al teatro!  



MUSICAL

1. THE HOLE 2
La vida es a la vez amarga y divertida, tiene cosas buenas y cosas malas, y esto es lo que se puede sustraer al ver “The Hole”. No hay que quejarse ni conformarse, porque recordad: “para salir del agujero hay que estar en el agujero”. Víctor Conde e Iñali Fernández le dan una vuelta de tuerca a la exitosa propuesta que estrenaron hace dos años. El Teatro La Latina se conviertió en el escenario de este show descarado, atrevido, impresionante e imprescindible de disfrutar. Repitiendo Álex O’Dogherty como maestro de ceremonias, “The Hole 2” se trata de un homenaje a la revista, el género musical más exitoso de la España de los 70.

Actualmente de gira por España con ambos espectáculos, este music hole ocupa nuestro puesto número uno por la completa carta de emociones que hace disfrutar. Una fiesta por todo lo alto que vuelve hasta el próximo 18 de enero a Madrid con la CARPA THE HOLE, un regreso del primer agujero con un ambiente muy circense que es una propuesta repetiblemente recomendable.

2. 50 SOMBRAS, EL MUSICAL
Guarradas por doquier y diversión por doquiar en “50 Sombras, El musical”, el espectáculo que adapta la novela erótica que ocasionó el big bang vaginal en las mujeres de todo el mundo, es una recomendable apuesta teatral con la que divertirse disfrutando de las artes amatorias de Christian Grey en el Teatro Nuevo Apolo. Superando mucho las expectativas que teníamos con esta producción, la adaptación de Jesús Sanz-Sebastián de uno de los últimos fenómenos musicales de Brodway es una apuesta teatral realmente sobresaliente. 
El fuerte reclamo del título no es más que un complemento ante el derroche de talento y excepcional conjunto con el que los espectadores revivirán todas las sensaciones, pensamientos y esa pasión desenfrenada de Anna y Christian a través de una puesta en escena inteligente basada en el minimalismo y la sencillez para hacer del talento de su reparto el foco y fuerte de esta, insisto, fantástica propuesta teatral. Sin nada que envidiar al exitoso montaje original de Brodway, este musical es un MUSICAL en el que todos cantan y actúan, algo que suele olvidarse en muchas ocasiones, y en el que el cante, el baile, el cuero y el poco decoro dan forma a este fenómeno escénico con cuya entrada Grey promete hacerte una guarrada. Sensacional adaptación y divertidísima visión de un Christian Grey machito ibérico version. ¡Prorrogado!

3. PEGADOS – MIERDA DE ARTISTA

No podíamos elegir uno. Los dos musicales creados por Ferrán González y Joan Miquel Pérez comparten tercer puesto. Si el nuevo paso por Madrid de “Pegados”, estrenado en 2011, nos hizo reír de manera incontrolable con esa premisa de dos desconocidos, un subidón hormonal y la sala de espera de un hospital, lo de “Mierda de artista” ya fue demasié de agujetas abdominales. Su estreno en los Teatros del Canal se convierte en uno de los espectáculos musicales que más risas nos ha proporcionado este año. La vida y obra de Piero Manzoni, uno de los artistas conceptuales más controvertidos e irreverentes del siglo XX es el eje de esta comedia, una crítica radical a la valoración de las obras. Actualmente en cartel en Barcelona.

4. NOC, UN AUTÉNTICO VODEVIL
Terciopelo, plumas y lentejuelas acogieron la segunda temporada de “NOC, un auténtico vodevil ” de los hermanos Quintana. El Teatro del Arte se convirtió en el escenario de esta vistoso y dinámico espectáculo, en el que talento, música, teatro y show cabalgaban de la mano para hacer inevitable atravesar las puertas del maravilloso mundo de NOC hacia la cruda realidad sin una sonrisa en la boca y llevarse en el bolsillo un cúmulo de instantes de esos que te la devuelven en los momentos de flaqueza. Una obra de cinco estrellas para disfrutar, dejarse llevar y sumergirse en “NOC, un auténtico vodevil”, una de las propuestas que no podíamos dejar fuera de esta lista. 


5. LA CENA DE LOS MALDITOS
Dentro de nuestros favoritos está  este descabellado y pintoresco espectáculos, esta ceremonia maldita desbordante de originalidad, lujuria y talento con la que abrió de nuevo sus puertas el Teatro Bodevil. Un espectáculo innovador, creativo y muy emocionante, recomendable para cualquiera al que le guste disfrutar de una buena cena, actuaciones y música en vivo. Si de algo no cabe duda es de que “La cena de los malditos” rompe todos los límites y…¡por eso nos encantó!
6. PRISCILLA, REINA DEL DESIERTO
La llegada “Priscila, reina del desierto” es uno de los grandes estrenos de la temporada. Un excepcional musical que narra las divertidas experiencias de tres amigos que recorren el desierto australiano a bordo de un desvencijado autobús, el que da nombre al musical, representando su atrevido espectáculo drag en un viaje en búsqueda del amor y de la amistad. Con los mayores éxitos de la música disco, su banda sonora y coreografías convierten Priscilla en el musical “feelgood” por excelencia, una producción que podemos ver en nuestro país en el Nuevo Teatro Alcalá.


COMEDIA

1. AMOR
Nuestra primera visita a la SALA TÚ vino de la mano de esta maravillosa pieza. “AMOR”, una propuesta teatral dirigida por Jorge Naranjo y protagonizada por Rikar Gil, Fernando Ramallo, Beatriz Arjona y Esther Rivas, nos hizo disfrutar desde el minuto uno y hasta el final a lo largo de los cuatro actos que estructuraban el sencillo, a la par que inteligente, texto de esta brillante obra. Un canto al amor entre cajas entretenido, simpático y tierno cuyo mayor gusto era sentir la visceralidad de las interpretaciones, cargadas de fuerza, de fragilidad y de amor con las que cuentan la historia de los cuatro personajes de este enredo de historias. Desde un tiempo pasado a un presente, el amor evoluciona con el público como testigo cercano y partícipe en ocasiones de este juego teatral con situaciones en las que es fácil sentirse identificado. Puede que a veces el amor sea para toda la vida o puede que no, pero que es el amor, sino Champín para dos. 
2. AMORES MINÚSCULOS
El cómic que supuso el debut en solitario de Alfonso Casas da el salto a los escenarios de la mano de Iñaki Nieto en la independiente sala Nave 73. “Amores minúsculos” es un homenaje a todas aquellas pequeñas historias de amor que llenan poco a poco nuestras vidas aunque por una razón u otra no llegan a ser el definitivo. Una pieza más que recomendable, de las que dejan con un buen sabor de boca, de esas cuya propia sencillez las hace magníficas y que nos recuerdan que la vida es cómo la vivimos y no cómo nos la pintan. Porque en las más pequeñas historias también se viven grandes momentos y porque los más grandes amores empezaron siendo… amores minúsculos.

3. YO SOY, de Álvaro Carmona

Aunque actualmente Álvaro Carmona anda realizando un nuevo espectáculo – porque está visto que el chico no puede dejar la mente quieta- , destacamos en esta lista “YoSoY” porque su originalidad nos fascina. Diferente, sencillo, guapo e impredecible, así aseguramos que es el cómico sevillano, aunque parece que el mismo se hace un lío con su propia identidad, por ello el ingenio del tiburón Álvaro Carmona se encargaba de divertirnos con sus ecuaciones, dibujos, canciones y demás creaciones en un espectáculo donde la sonrisa estaba obligada a quedarse hasta el punto final.
4. BERTO ROMERO SIGUE CON NOSOTROS
Siendo uno de los últimos estrenos del año, “Berto Romero sigue con nosotros” tenía que entrar en este top debido al buen rollo que nos provoca.  Y es que, si sin articular palabra consigue sacarte mil y una carcajadas, cuando abre la boca origina un tsumani risas incontrolable. Bertico, que es absolutamente bonico,  hace de su crisis de los cuarenta, de sus traumas y de sus anécdotas familiares el inconexo guion de un monólogo divertidamente rocambolesco. 
5. SIDNEY
Esta comedia dramática sobre los prejuicios, la familia y sobre el verdadero amor nos encantó. Altibajos Teatrales produce esta propuesta teatral, una obra que inevitablemente nos recuerda a “Adivina quién viene a cenar esta noche”, de Stanley Kramer, pero que cambia a Sidney Poitier por otro Sidney (¿casualidad?) y con esto, el racismo por la homofobia. Sin embargo, por ambos caminos llegamos realmente a un mismo tema: los prejuicios, los falsos valores liberales que quedan al descubierto cuando las apariencias se ven comprometidas, y por otro lado, el amor, la familia y las sorpresas. Una original aunque sencilla escenografía diseñada por la misma escritora, directora y actriz de la obra, Fedra Marcús, cuya maravillosa interpretación pone la guinda a esta excelente paso hacia la igualdad que supone “Sidney”. 

6. MALDITO NARANJITO- ESPINETE NO EXISTE

Aldan Company firma ambas producciones. El éxito de los textos de “Maldito Naranjito” – cuya temporada final ya concluyó hace unos meses- y “Espinete no existe” – actualmente en cartel la 9ª temporada en el Pequeño Teatro Gran Vía- hace inevitable no señalarlas, ya no sólo por su éxito, sino por lo mucho que nos ha hecho reír en las diferentes ocasiones que las hemos visto. 


DRAMA

1. UN TROZO INVISIBLE DE ESTE MUNDO (Nueva temporada)
Tras representarse por diferentes puntos de la geografía española, “Un trozo invisible de este mundo” volvió a verse en Madrid, una nueva oportunidad que nos hizo disfrutar de este inteligente texto, dramático e irónico a la par protagonizado por Juan Diego Botto y Astrid Jones. Ironía y humor se entremezclan con la crudeza y el drama de las historias que nos transfieren los dos animales escénicos que trabajan, tan sobresalientes que llegan incluso a dejarnos sin respiración. La soledad, la necesidad de vivir en sociedad, la lucha por mantenerse a flote, la pérdida y curar las heridas guionizan los monólogos que logran conmocionar de una manera inolvidable. Magistral.

2. LA VENUS DE LAS PIELES

Clara Lago y Diego Martín protagonizaron una versión de ‘La Venus de las pieles’ de Daves Ives, bajo la dirección de David Serrano. Un montaje que trajo a España el más afamado texto de Brodway de los últimos tiempos. Una propuesta sensual, sofisticada e impregnada de suspense, donde Diego del Pino es un joven y ambicioso dramaturgo desesperado por encontrar a la actriz ideal para protagonizar su primera obra como director: una adaptación de “La Venus de las pieles”, famosa novela de temática sadomasoquista. Un juego intenso, ingenioso, excéntrico y provocador sustentado fantásticamente por sus actores. Aún seguiría aplaudiendo. Bravo.

3. LLUVIA CONSTANTE

La sala verde de los Teatros del Canal se convirtió en el escenario de “Lluvia constante”, uno de los montajes más destacados del último tramo del año. Dirigida por David Serrano, Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta protagonizan uno de los últimos éxitos no musicales de Brodway. Una historia sobre la lealtad de dos amigos que hablan continuamente de la amistad que los une y los define. Una amistad como tantas otras a la que un día le toca atravesar una situación extraordinaria. Soberbia e intensa propuesta que nos regala una entrega visceral de sus dos actores, dos bestias escénicas ante un textazo de un dolor conmovedor. Sin duda, uno de las mejores obras del año.

4. EN EL ESTANQUE DORADO

Juntos por primera vez sobre un escenario, Lola Herrera y Héctor Alterio protagonizan ‘En el estanque dorado’, la adaptación teatral en nuestro idioma de un texto que ya es un clásico dentro del teatro contemporáneo. Dirigida por Magüi Mira, esta propuesta teatral es un verdadero disfrute para el público que acude a verla. Con Lola Herrera y Héctor Alterio, la emoción está servida. La lágrima y la risa. La belleza incontestable de dos grandes por primera vez juntos en las tablas de los teatros de España. Actualmente de gira. Una verdadera delicia.

5. LAS DOS BANDOLERAS

El verso de Lope es maravilloso. La adaptación de “Las dos bandoleras” de Lope de Vega dirigida por Carme Portaceli y protagonizada por Helio Pedregal, Carmen Ruíz y Macarena Gómez trajo de vuelta a la actualidad la magia de este clásico. Un texto que rinde homenaje a las mujeres de la obra del autor original de la pieza y por extensión a todas la heroínas que hacen valer su fuerza e inteligencia en tiempos de adversidad resultando por ello un retrato del fenómeno del ‘bandolerismo’, entendido como fenómeno sociológico universal frente a la pobreza y a la injusticia a través del inmortal poder del verso de Lope. En definitiva, la magia del teatro en verso es algo inmutable al paso del tiempo. Esta propuesta es una absoluta delicia, reivindicadora, valiente, mordaz…  Un gran montaje con dos elementos que lo hacen maravilloso: un señor textazo y unos enormes actores.

6. EL COJO DE INHISMAAN
A principios de año se estreno una nueva temporada de esta fabulosa propuesta teatral dirigida por Gerardo Vega. Bajo forma de comedia negra, esta pieza cargada de talento y calidad protagonizada por Terele Pávez y Marisa Paredes es un complejo paisaje humano en el que da una extraordinaria vuelta de tuerca a los estereotipos irlandeses, reconocibles, violentos y llenos de provocación y de misterio. Una visita al teatro que nos hizo disfrutar de un texto inteligente y de actores excepcionales.

Anuncios
Un repaso por los mejores espectáculos del 2014

Nos adentramos con Javier Sierra en "La pirámide inmortal".


“LA PREOCUPACIÓN POR LA MUERTE ES LA RAZÓN POR LA QUE EXISTE LA LITERATURA”

Un lugar mágico. Un misterio desvelado. Un hombre eterno. O lo que es lo mismo, Egipto, el secreto de la inmortalidad y Napoleón Bonaparte son los protagonistas de la última y apasionante novela de Javier Sierra, con quien nos adentramos a conocer todos los enigmas de “La pirámide inmortal”. | Por Cristina Hernández.

El gran misterio de la humanidad, la inmortalidad, es la piedra angular sobre la que giran los argumentos de la nueva novela de Javier Sierra, La pirámide inmortal, una versión revisada, actualizada y ampliada de su novela El secreto egipcio de Napoleón. Después de El maestro del Prado, Javier Sierra vuelve con más emoción, más sentimiento, más enigmas. Agosto de 1799. Un hombre ha quedado atrapado en el interior de la Gran Pirámide y se debate entre la vida y la muerte. Es el joven general Napoleón Bonaparte. En ese lugar, aislado bajo toneladas de piedra, está a punto de serle revelado un secreto ancestral que alterará para
siempre su destino. Alquimistas, hechiceros, bailarinas egipcias, viejos maestros descendidos de las montañas y grandes personajes históricos competirán con él en la búsqueda del tesoro más preciado: la fórmula de la vida eterna.

Su voz, su elocuencia y la pasión con la habla de cada uno de los embaucadores misterios que protagonizan sus novelas, convierten a Javier Sierra en uno de los escritores que más placer provoca en todo lector que aprecie su trabajo. Recientemente ha publicado “La pirámide inmortal”, una nueva novela que toma de base otro de sus libros, “El secreto egipcio de Napoleón” (2002), cuyo resultado parte del interés de su autor por llevar a cabo una reestructuración más profunda de aquel texto: “Tengo vocación de que mis obras permanezcan, y para eso uno debe mejorarlas en la medida que le dé la vida. Como nadie puede mejorarlas mejor que el propio autor, pues no quería renunciar a esto”, señala Sierra antes de invitarnos a adentrarnos junto a él al Templo de Debod, el lugar más idóneo ubicado en la capital para presentarnos este nuevo y maravillo libro. “En esta obra he incorporado algo que no tiene ninguna de mis anteriores obras, que es el elemento del amor. Toda literatura transita necesariamente entre el Eros y el Tánathos, entra la vida y la muerte, y toda mi obra siempre ha esta más cercana al tánathos, quizás por mi obsesión con este tema. Esta es la novela que me ha redimido con el Eros. He invocado a Mat y he equilibrado una cosa con la otra”, argumenta el periodista turolense sobre el retrato de este remake literario, un trabajo del que afirma que desde su perspectiva como autor esta se trata de su novela más completa.

UN VIAJE AL CORAZÓN DEL TEMPLO
Los últimos rayos de sol nos hacen testigos de una espectacular puesta de sol, el aviso de que la hora de nuestra cita está llegando, y con ella la experiencia única de viajar al antiguo Egipto de la mano de uno de nuestros escritores favoritos. La belleza y la magia que envuelve al Templo de Debod son el preámbulo de la perfecta presentación de “La pirámide inmortal”, un encuentro en el que Javier Sierra nos invita a vivir una experiencia a pequeña escala, un viaje al corazón del templo para sentir como es el más allá porque un templo es el único lugar con el que llegar al más allá: “No es una presentación publica de mi libro, sino una experiencia para conocer mejor como el escritor ha construido esta novela. Y en el fondo, lo que estamos conjurando aquí es el acto supremo de magia egipcia”, expone el escritor. Antes de penetrar en este lugar, Javier explica el proceso de construcción de estos lugares y el significado que ello conlleva: “Cuando los antiguos egipcios decidían levantar un templo como el de Debod, lo hacían sobre las piedras de los templos que habían estado en ese lugar antes. De tal manera, que cuando uno estudia los templos del sur de Egipto, los famosos templos Nbuios, se encuentra que debajo están los frisos, dinteles, columnas que formaban un templo perteneciente a la antigüedad clásica”, afirma. Y es que, eso era la manera como los hombres del antiguo Egipto tenían de entender que era un templo: “Un templo no es una construcción, en realidad es un ser vivo, que como una planta, se necesita sembrar su semilla para luego regarla y verlo crecer. Pues esto, es lo que buscó Martín Almagro cuando se trajo el Templo de Debod a Madrid, aunque no hizo traer las piedras fundacionales me sirve para explicar como metáfora la elaboración de “La pirámide inmortal”, una novela que surge de los restos de “El secreto egipcio de Napoleón”, un trabajo anterior, de hace más de una década, cuando era un autor menos intrépido, más joven…”, comenta divertido Sierra, para quien perder esa juventud afirma haberle dado más técnica, más capacidad de reflexión y poder ver la novela de una manera diferente, como un ente vivo que tiene que funcionar para adentrar en la mente del lector.

Como si de un templo se tratara, Javier Sierra expone que ante la propuesta de la editorial de sacar una edición nueva sobre aquel libro del 2002, el revisarlo le hizo decidir demolerlo para levantar una historia reelaborada sobre la base de piedras funcionales de ese secreto egipcio de Napoleón. Ese secreto es el motor que sumerge al lector en una excitante trama y por el cual nos adentra al interior de la Gran Pirámide, uno de esos ‘lugares de los miles de años’ sobre los cuales los egipcios sabían que quienes los traspasan iniciaban un viaje hacia la eternidad: “Lo fantástico es que el egipcio no estaba obsesionado con la muerte sino que estaba seguro que la muerte era el inicio de un viaje de un millón de años. Toda su obsesión era prepararse para ese viaje”, enuncia nuestro guía antes de atravesar el pórtico de entrada al santuario de Debod.

LA PIRÁMIDE INMORTAL
Ligera, adictiva, fascinante… una verdadera máquina del tiempo con la que el lector viaja a ese cálido agosto de 1977 a la tierra de los faraones y las pirámides. Una novela asombrosa en la que Javier Sierra plasma nuevamente esa preocupación troncal que aparecen en muchos de sus libros: la preocupación por la muerte. “Al final es el destino inefable que nos espera a todos la razón por la que existe la literatura, y es que, la literatura no se inventa para entretener, se inventa hace más de 5000 años en Mesopotamia con la Epopeya de Gilgames para resolver precisamente a la pregunta del rey Gilgames, el rey Urut, sobre porque tenemos que morirnos, al porque los dioses son inmortales y los humanos somos mortales – explica con esa pasión que le caracteriza – Bueno, pues esta pregunta está en “La Pirámide Inmortal” y he encontrado una respuesta que no podía haber encontrado hace 12 años. Una respuesta sencilla, que como todas las grandes respuestas están a la vista de los ojos: Lo único que vence a la muerte es el amor. Lo vence por muchas razones pero sobre todo el amor preserva la memoria”. El escritor, este guía de excepción, apunta que una de las obsesiones que tenían los antiguos egipcios, especialmente sus reyes, era llenar sus construcciones con el nombre del faraón: “La preservación en piedra de la materia inmortal era para el antiguo Egipto que el nombre del faraón era inmortal, y esa preservación lo hacían los artistas poniendo amor en sus piedras”, manifiesta.

La Gran Pirámide es el epicentro de este relato, un lugar cuya función se ha discutido mucho a lo largo de los años, y es que, el vacío en su interior aleja la afirmación de que ella fue construida para albergar la tumba de Keops. Ello mueve al escritor a apoyar la postura que destaca este lugar como un campo de entrenamiento para el viaje del faraón tal y como relata el libro del Amdubab – un mapa que expone los pasillos que debe atravesar el alma para acceder a la inmortalidad-, un escenario para el entrenamiento del alma: “Yo no sé si esto lo sabía Napoleón Bonaparte cuando el 12 de agosto de 1799 llega a la meseta de Giza y decide pernoctar solo en el interior de la Gran Pirámide. Lo que sí sé es que Napoleón llegó a Egipto con las lecturas que había tenido sobre Alejandro Magno y César, ambos señores de Egipto, de quienes le contaron que ambos pasaron una noche en el interior. Esa noche augura una prueba de valor con la que enfrentarse al Abmurab”, explica Javier.

“Allí, muy probablemente se entraba vivo, se ejecutaba una ceremonia en el sarcófago y se emergía”

A falta de Pirámide de Keops, el templo de Debod sirve al escritor para asemejar esa experiencia sensorial vivida por Bonaparte invitándonos a vivirla a menor escala en este lugar, una sensación difícil de plasmar con palabras. “Cuando en el antiguo Egipto uno entraba por primera vez en un templo, lo primero que experimentaba era una sensación cada vez más curiosa de acústica. El templo era un modelo del universo, lo que generalmente se mostraba en los techos de estos lugares era el cielo, el cielo cósmico, y de lo que se trataba es que en este modelo los sacerdotes que podían entrar tuvieran cierto control sobre la naturaleza, pudieran sentir que aunque lo sagrado está muy arriba y uno muy abajo, busca una integración, busca amar”, ilustra el autor de “La pirámide inmortal”. Testimoniando esa integración en este trocito de Egipto en Madrid, nuestro guía nos invita a una pequeña reflexión, y es que, siendo este templo una construcción de más de 2000 años, la diferencia que hay de este y las pirámides es la misma que existe entre el acueducto de Segovia y las torres de Madrid: “Este lapso cronológico nos hace ver como ese concepto de pirámide ligado al de escalera ascendente, hacia el cielo, muy vinculadas a esa tradición, porque eran las puertas hacia las que debía seguir el faraón cuando se dirigiese al más allá. Dentro hay unas salas, que se pensaban que eran tumbas pero nunca se han encontrado”, puntualiza llegando al punto más enigmático de las inmersiones que podrían darse en este lugar: “En el centro del templo hay una sala principal en la que solo hay un sarcófago y apenas cabe una persona tumbada. Si se hubiera enterrado al farón Keops en ese sarcófago alguna vez, intentar girar hacia alguna de sus cámaras para llegar a esa sala es imposible. Yo he hecho la prueba. Allí, muy probablemente se entraba vivo, se ejecutaba una ceremonia en el sarcófago y se emergía”, determina Javier Sierra.
LA RESURRECIÓN DE NAPOLEÓN BONAPARTE
La fórmula de la vida eterna ha ido el tesoro más buscado y preciado de todos lo tiempos. Un objeto que a Napoleón Bonaparte le llevó a realizar esa ceremonia, un acto de los que no hay documentos que retraten esos rituales sagrados, por lo que el escritor señala que ello hace que solo se pueda especular, siendo muy probable que esas ceremonias tuvieran algo que ver con un proceso de resurrección, una creencia muy firme de la época: “Lo que Napoleón vivió esa noche en el interior de la pirámide tiene mucho que ver esto. Napoleón, entró en la parte más profunda de la pirámide, se tumbó en el sarcófago y pasó toda la noche, se sintió disolverse en la oscuridad, y cuando emergió y salió al viento y a la arena del Sáhara tuvo que experimentar que había vuelto a la vida. Cuando alguien muere y resucita, aunque sea simbólicamente como le pasó, ya no le tienes miedo a nada”, afirma. 
Aunque Napoleón nunca quiso hablar sobre esta experiencia, el escritor ratifica saber esto porque él paso su noche en la gran pirámide : “Sin esa noche yo no hubiera podido escribir este libro”, y es que, Javier Sierra pasó su noche a solas en el interior de la Gran Pirámide en 1997. Un acto con el que quiso emular lo que mucho tiempo atrás hizo el protagonista de su libro. 

“Esa fue la noche en la que Napoleón libró su verdadera gran batalla”

Sobre este episodio, Javier Sierra determina que su propia carta astral ya determinada el destino que tenía ligado su nombre, interpretada por el propio Napoleón como ‘la buena parte del león’, de alguna forma le estaba diciendo, o se estaba autodiciendo, que él era el coraje, el corazón del león y que llegaría donde él quisiera. Por ello, el escritor comparte que cuando Napoleón llega a Egipto en 1798 con sus ejércitos, estos inspeccionan estos templo porque él llega con la idea romántica en la que cabeza de que de alguna manera la civilización ha nacido de esta semilla, queriendo exprimir este conocimiento de la vida. Napoleón, además de sus soldados, llevó unos 170 hombres sabios para que hicieran una radiografía radical del antiguo Egipto como nunca antes se había hecho, haciendo incluso un inventario de los insectos, de las especies vegetales, de los peces del Nilo… un informe global enciclopédico – idea que daría lugar a la enciclopedia francesa – que es la descripción de Egipto, un libro que tardaría mucho en publicarse, y que a nivel editorial fue una revolución porque fue el primer libro con láminas a color. Un libro que será el legado de Napoleón, mucho más allá del legado militar, que aquí fracasó. 
Aunque él nunca sintió haber perdido esta batalla, horas más tarde de salir de Egipto se produce su huída en secreto de allí. Un hecho que Javier Sierra indica muy por encima en “La pirámide inmortal”, pero que en esta cita profundiza señalando que “regresando a Francia, y pudiendo haber sido juzgado de desertor al dejar allí a sus hombres, en vez de aparecer como un perdedor, como un militar sin futuro, se presenta ante el directorio de París como un mesías. Poco después da el golpe de estado y se hace con el control del país, y uno de sus primeros cambios fue el escudo de París – explicación incluida en el libro-. Esto lleva a demostrar que cualquier cosa que viviera, sufriera en el interior de la cámara del rey de la Gran pirámide esa noche de agosto, de alguna manera le dio el magnetismo del que bebió toda su vida”, conclusión literaria de Sierra que le hace afirmar “todos, sin excepción, guardamos en la memoria alguna experiencia muy privada donde poder refugiarnos en tiempo de tempestad. Y creo que esto fuel o que supuso a Napoleón esta noche, la noche en la que libró su verdadera gran batalla”.
:: “La pirámide inmortal” de Javier Sierra está a la venta a un PVP de 20’00€ (libro físico)  y 9’99€ (eBook) . Un título imprescindible.
Nos adentramos con Javier Sierra en "La pirámide inmortal".

Crónica: Fans al borde de un ataque de nervios en la WizardCon 2014

Cartel firmado por algunos de los actores asistentes a la WizardCon
WIZARDCON 2014

Este fin de semana se celebró en el Centro de Congresos Príncipe Felipe el evento multifandom “WizardCon”. Un ambiento seriéfilo y cinematográfico en el que los fans asistentes disfrutaron, sobretodo, de los paneles con los actores protagonistas de esta convención. | Por Cristina Hernández.

Fans al borde de un ataque de nervios fueron los verdaderos protagonistas de la “WizardCon”, la cita celebrada este fin de semana en Madrid. El Centro de Congresos Príncipe Felipe fue el escenario de esta primera edición dedicada a los aficionados de las series, del cine, del cómic, de los videojuegos… Habilitado el recinto en dos zonas – una para los paneles con los invitados y otra para el resto de actividades-, los asistentes disfrutaron, sobretodo, con el verdadero reclamo del evento: los paneles y meeting-rooms con los actores de sus series favoritas.

Un poco de histeria provocaron los rostros invitados, caras conocidas de “Érase una vez”, “Harry Potter”, “Fringe”, “Supernatural”, “Merlín” y “Juego de tronos”, protagonistas de los paneles que durante las jornadas del evento dieron la oportunidad a los fans que asistieron de preguntar lo que quisieron y de disfrutar anecdóticos momentos. Si bien, todos y cada uno de los actores destacaron por ser muy simpáticos y mostrarse totalmente espontáneos, el Auditorium de este hotel fue testigo de los momentos musicales con los que se arrancaron algunos de ellos, como el de Keegan Connor Tracy, Jessy Schram y David Anders, quienes cantaron sentados en el suelo del escenario dejando maravillados a sus fans, aunque el actor que da vida al Doctor Frankestein lo hizo por partida doble al cantar un poquito de uno de los temas de “Los Miserables”; pero por otro lado, Tom Hopper, uno de los guapos de “Merlín”, dejó alucinados/as con su rap. Los caballeros de la mesa redonda, algo así como MUY bellos, divirtieron con su show de marionetas y su expresividad contando alguna de las anécdotas que envolvieron el rodaje de “Merlín”. La expectación sobre quien llegará a ocupar el famoso trono de hierro – no como en el que se podían retratar los asistentes y que parecía ir descorchándose minuto a minuto- también fue compartida por los actores que han participado en la famosa serie de HBO.

Muchas risas y emociones durante estos encuentros, y mucha expectación con la actuación de las polifacéticas chicas que forman “The Hillywood Show”, quienes debieron de entusiasmar el sábado lo que “no” hicieron el domingo ya que durante esta jornada únicamente se dedicaron a compartir curiosidades de sus grabaciones. 

Exposición de consolas retro vintage 
Exposición de la Sastrería Cornejo
Algunos de los fans que acudieron a la WizardCon
Los Gremlins nunca pasan de moda
Taller de maquillaje de FX
The Hillywood Show
Jasika Nicole de “Fringe” 
Panel de “Harry Potter”
Panel de “Juego de tronos”
Eugene Simon y James Cosmo de “Juego de tronos”
Panel de “Merlín”
Rupert Young y Alexander Vlahos de “Merlín”
Tom Hopper y Eoin Mackin de “Merlín”
Panel de “Érase una vez”
David Anders, el Doctor Frankenstein de “Érase una vez”
Keegan C.Tracy, el Hada Azul de “Érase una vez” 
Jessy Schram, la Cenicienta de “Érase una vez”
Siendo el sábado la jornada más fuerte del evento, en la que quizás no había tiempo de poder disfrutar de varias actividades por desarrollarse a la par, el domingo la tranquilidad fue demasiada para un evento de esta magnitud. Si bien, se trata de un evento mejorable, la experiencia es única y podría ser una fantástica convención referente en nuestro país.
:: Pincha aquí para ver el álbum con todas las fotos de la primera edición de la “WizardCon”.
Crónica: Fans al borde de un ataque de nervios en la WizardCon 2014