Crítica de "Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1", dirigida por Francis Lawrence.

ARTICULO POR DAVID MARTÍNEZ

SINSAJO: UNA CHICA ENTRE LLAMAS Y PANTALLAS

Película: Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1. Título original: The Hunger Games: Mockingjay – Part 1. Dirección:Francis Lawrence. Guión: Danny Strong (Novela: Suzanne Collins).  Reparto: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Julianne Moore, Philip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright, Donald Sutherland, Toby Jones, Jena Malone, Sam Claflin. Guion: Danny Strong; basado en la novela de Suzanne Collins. Producción: Nina Jacobson y Jon Kilik. Distribuidora: eOne Films Spain. Estreno en España: 21/11/2014. Puntuación: 4/5.

Sinopsis: Tras “Los Juegos del Hambre” (2012) y “Los Juegos del Hambre: En llamas” (2013), es la tercera entrega de la saga. La crónica futurista de Katniss Everdeen entra en un nuevo mundo. Los juegos han quedado totalmente destruidos para siempre, pero la lucha para sobrevivir está a punto de intensificarse. Katniss tendrá que hacer frente a obstáculos imposibles, observada por una nación llena de esperanza, y hacer uso de todo su coraje y su fuerza contra el todopoderoso Capitolio. Entonces se da cuenta de que no tiene más opción que extender sus alas y personificar en cuerpo y alma el símbolo del Sinsajo. Aunque solo sea para salvar a Peeta, deberá convertirse en una líder.

Por fin ha llegado a nuestras carteleras la esperada película que lleva ya tiempo anunciándose en marquesinas, vallas publicitarias y que incluso ha invadido el Metro de Madrid. Se trata de “Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1”, adaptación de la última novela de la ya conocida escritora Susanne Collins y que llega con ganas de ser otro éxito en taquillas. Pero, ¿qué tiene esta cinta que no tiene sus predecesoras? Pues para empezar encontramos a una Katniss – papel bordado una vez más por Jennifer Lawrence- menos cooperativa, a luchas en contra del Capitolio – o eso parece al principio-; también contamos con Gale, personaje que ha pasado sin pena ni glorias en las películas anteriores, y que por fin da la oportunidad a Liam Hemsworth de mostrar su talento para dejar constancia que su personaje también puede luchar contra el mal. 
La acción transcurre en dos espacios entendibles para todo público: el bien y el mal. El primero sería el Distrito 13, que se convierte en el corazón – enterrado, eso sí- de una revolución que apenas ha empezado. Allí veremos a la presidenta Alma Coin, interpretada por una fría Julianne Moore, que maneja todo el cotarro junto con la ayuda de Plutarch, papel perteneciente al ya fallecido Philip Seymour Hoffman. El segundo espacio sería el Capitolio, donde veremos al malo, malísimo e insensible presidente Snow, el cual organiza uno de los mejores momentos de la película al utilizar el Distrito 13 como campo de uno de los septuagésimos sextos juegos del hambre. Y es que, en la escena tememos por la vida de Prim, hermana de Katniss, la cual decide irse en busca de su gato en pleno bombardeo hacia el Distrito, aunque por suerte nuestra heroína decide ir en busca de su hermana y salvarla otra vez, como ya lo hizo al principio de esta tetralogía. 
A diferencia de las anteriores cintas, esta cuenta con una duración más corta para que podamos ir al servicio al final de la película y no durante. No creemos que haya sido por cuestiones económicas, que también, pero el hecho de esta división hace que la primera se convierta en una introducción a la que nos espera el año que viene. Por ello, los guionistas han estado acertados al ser fieles al libro y en la idea de que finalizase en el momento mejor de la película, el rescate de Peeta. Pero en definitiva, Francis Lawrence ha sabido realizar un magnífico trabajo al estar una vez más a la altura de una adaptación que será mirada con lupa por todos los seguidores de la saga. Da al público lo que quiere: intriga, acción, sorpresa y que salgamos del cine con ganas de más, pero eso lo tendremos el año que viene. Panem hoy, Panem ¿mañana?
Lo mejor
– El triángulo amoroso entre Gale-Katniss-Peeta desaparece.
– Momentos de acción en los que no te preparas para lo que puede suceder.
– Las apariciones de Philip Seymour Hoffman. 
Lo peor
– Dividir Sinsajo en dos películas ha perjudicado a esta primera parte al quedar más insustancial. 
Anuncios
Crítica de "Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1", dirigida por Francis Lawrence.

Crítica de "El hombre más buscado", dirigida por Anton Corbijn.

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ

¿VÍCTIMA O VERDUGO?

Título: El hombre más buscado (A Most Wanted Man). Director: Anton Corbijn. Reparto: Robin Wright, Philip Seymour Hoffman, Willem Dafoe, Daniel Brühl, Rachel McAdams. Guion: Andrew Bovell; basado en la novela de John le Carré. Distribuidora: eOne Films Spain. Estreno en España: 12/10/2014. | Puntuación: 4/5.
Sinopsis: Cuando un inmigrante, mitad checheno, mitad ruso, con muestras de haber sido brutalmente torturado llega a Hamburgo para reclamar la fortuna de su padre, las agencias de seguridad alemana y estadounidense empiezan a mostrar gran interés. Con el tiempo en contra, comienza una imparable carrera por establecer la verdadera identidad de este hombre misterioso: ¿Víctima oprimida o extremista destructivo?

“El hombre más buscado” es una apasionante cinta de espías, cuyas tramas, subtramas y excepcionales personajes construyen una equilibrada narración de silencios determinantes bajo el gélido vaho de la ciudad portuaria de Hamburgo.

Exquisita. Entre el brillante trabajo de su director y el de su reparto, cargado de rostros conocidos, “El hombre más buscado” resulta un destacable título de espías que sin ser pretenciosa su resultado te sumerge en una misión en la que tu mente se mantendrá en activo con afán de involucrarse en ella. Tomando como punto de arranque la novela homónima de John le Carré, Anton Corbijn dirige una adaptación apasionante, cuyas tramas, subtramas y excepcionales personajes construyen una equilibrada narración de silencios determinantes bajo el gélido vaho de la ciudad portuaria de Hamburgo.

Un presunto yihadista hará dar la voz de alarma de la inteligencia estadounidense al gobierno alemán, provocando una misión con ambos mandos involucrados con el afán de dar con la verdadera identidad de un torturado inmigrante checheno-ruso que llega a la ciudad alemana con el objeto de reclamar la fortuna de su padre. Con el papel determinante que juegan las apariencias y los estigmas de una sociedad atormentada por hechos tan atroces como el 11S, el joven se convierte un títere para unos y otros durante una investigación cuya recopilación de pruebas llegarán a determinar si es víctima de unos o verdugo de otros. Una cinta cuyo gran reclamo recae sobre un nombre: Philip Seymour Hoffman. El fallecido actor da vida a un alto cargo de la inteligencia alemana del que no se conoce nada de su enigmático, pero sí de su presente bañado en alcohol. Un último papel protagonista que sentencia a Hoffman como una bestia interpretativa que consigue dar grandeza a un perdedor a través de un trabajo cargado de naturalidad. Junto a él, un sorprendente y convincente Grigoriy Dobrygin, una madura Rachel McAdams y un quinteto de destacables secundarios: Robin Wright , Willem Dafoe, Homayoun Ershadi, Mehdi Dehbi y Daniel Brühl, configuran un film de género magnífico.

La información se convierte en la verdadera arma con la que este grupo “clandestino” de espías hacen frente a esta misión, que relatada con una inteligente templanza, entre determinantes mutismos, irónicas réplicas y sentenciadores metáforas, califican a “El hombre más buscado” como un sublime estreno semanal.

Crítica de "El hombre más buscado", dirigida por Anton Corbijn.