Concurso "¿Quieres ir al teatro gratis el día de San Valentin?"

¿QUIERES IR AL TEATRO GRATIS EL DÍA DE SAN VALENTIN?

CONCURSA Y GANA UNA ENTRADA DOBLE PARA VER ESTAS ROMÁNTICAS PROPUESTAS TEATRALES. SIGUE LAS BASES DE NUESTRO CONCURSO Y GANA UNA ENTRADA DOBLE PARA DISFRUTAR DE UN FANTÁSTICO PLAN TEATRAL EL DÍA DE LOS ENAMORADOS.
Nos encanta regalar cosas y nos encantan que esas cosas sean propuestas que hemos podido comprobar que son absolutamente recomendables. Con motivo de la celebración de San Valentin, hemos preparado este romántico concurso con el que podréis ganar una entrada doble para disfrutar en buena compañía de una de estas tres fantásticas propuestas teatrales: “Amores minúsculos”, “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” o “Un cuento de invierto”, tres montajes que el día de los enamorados tendrán función especial…

“Amores minúsculos” cuenta con dos repartos, una agridulce comedia romántica urbana basada en el cómic de Alfonso Casas. El reparto brinda un trabajo sobrio y fluido para los encuentros sentimentales de seis jóvenes actuales, combinando el relato y la acción. Un mosaico de pequeñas historias que acaban conformando una auténtica montaña rusa de emociones.

“¿A quién te llevarías a una isla desierta?” es la historia de Celeste, Eze, Marcos y Marta, amigos desde hace demasiado tiempo. Han creado un universo propio entre las paredes de un ruinoso piso compartido en un barrio universitario de Madrid. Pero ya ni son estudiantes, ni adolescentes ni soñadores, han cambiado casi sin darse cuenta y, durante el día más caluroso de los últimos veinte años, se despiden de una época gloriosa dejando su universo compartido. Durante las veinticuatro horas que dure su mudanza no se hablará del futuro, ni de cosas importantes, sólo se dirán gilipolleces y se beberá mucho alcohol … Pero igual que hay una época para vivir, hay un momento que cambia todo lo que pensábamos conocer de nosotros mismos. Eze, Marta, Celeste y Marcos se enfrentan al amor, la amistad, el sexo, los polvos tristes, la amargura, el deseo y las verdades nunca dichas entre botellines de cerveza, sudor y gafas de sol con forma de corazones de Lolita.

“Un cuento de invierno” es seguramente la penúltima obra de William Shakespeare. Escrita en pleno apogeo poético de su autor, parece que, con ella, hubiera querido burlarse expresamente de todas las convenciones literarias. Porque, si en sus obras Shakespeare tendió siempre a reunir elementos dispares, en ésta se superó a sí mismo. En ella coexisten fantasía y realismo, tragedia y comedia, corte y campo, nobleza y picaresca, antigüedad griega y modernidad isabelina, y contiene, además, un buen número de curiosidades y prodigios, incluida la presencia escénica de un oso y de una estatua que cobra vida. La acción se desarrolla en dos tiempos con un intervalo de dieciséis años y se alterna entre Sicilia y Bohemia. Inspirada en la tragicomedia romancesca, trata las relaciones entre padres e hijos en una trama de pérdida y recuperación, discordia y reconciliación, en la que intervienen elementos sobrenaturales. Dada la importancia que en todas sus divinas comedias tiene el espectáculo y el tratamiento artístico de sus ingredientes, esta obra se distingue, también, por su carácter experimental y aun vanguardista.

¿Qué hay que hacer para conseguir las entradas? Pues os planteamos participar en este concurso EXCLUSIVAMENTE a través de nuestra página de FACEBOOK, y para ello tenéis que hacer lo siguiente:

1.- Si no lo eres todavía, dale ‘Me gusta’ a nuestra página de Facebook.
2.- Dale a ‘Me gusta’ a la página de Facebook del montaje del que quieres ganar las entradas.
(Link directo pinchando sobre el título de cada uno: Amores minúsculos¿A quién te llevarías a una isla desierta? | Un cuento de invierno).
3.- Comparte la publicación del concurso en tu muro desde nuestro Facebook y en el espacio para escribir deberás contestar a la pregunta: ¿Cuál es la escena más romántica que has visto (en teatro o en cine? y señalar la obra por la que concursas.

Importante:
– Elegiremos los ganadores entre los que hayan cumplido los pasos requeridos del concurso.
– Recuerda comprobar los pasos para que no pierdas oportunidad de ganar.
– Las invitaciones dobles son para las funciones del sábado, 14 de febrero: “Amores minúsculos” a las 23:15h en la Sala Off del Teatro Lara (Corredera de Baja de San Pablo, 15); “Un cuento de invierno” a las 19:00h y “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” a las 22:30h en Nave 73 (C/ Palos de la frontera, 5).

¡Date prisa! El concurso finaliza el próximo viernes 13 de febrero de 2015 a las 10:00 horas. A lo largo de ese día contactaremos con los ganadores… ¡¡Mucha suerte!!

BASES COMPLETAS: Concurso únicamente válido en territorio español. Una única participación por email y dirección postal. Importante seguir todos los pasos indicados anteriormente, cualquier participante que no los cumpla será rechazado. Los ganadores serán avisados por mensaje privado. Concurso vigente desde el 09/02/2015 hasta el 13/02/2015. Tus datos no se facilitarán a terceros, puedes estar tranquilo.

Anuncios
Concurso "¿Quieres ir al teatro gratis el día de San Valentin?"

Crítica del montaje “Un cuento de Invierno”, adaptada y dirigida por Carlos Martínez-Abarca.


“Si esto es magia, que sea un arte tan lícito como el comer”
La compañía SioSi Teatro vuelve a la carga con su segundo montaje tras el éxito de “Barrocamiento” de Fernando Sansegundo. Bajo la dirección de Carlos Martínez-Abarca, pone en escena en el teatro Nave 73 uno de los clásicos de William Shakespeare “Un cuento de Invierno”, una obra que destaca por su carácter experimental y vanguardista. Una invitación imposible de rechazar para este fin de semana. | Por Adolfo Pardo.

Un desafío a la imaginación de quien relata y quien escucha y contempla. Un viaje por el tiempo sanador, juez ineluctable que acaba desnudando las verdades y confrontando al hombre con su culpa o su responsabilidad. Un latigazo contra el gobernante contumaz, víctima y victimario a un tiempo. Una pregunta inevitable con el “telón final”: ¿qué queda vivo de todo aquello que dañé sin causa, y qué cabe esperar reconstruir? Sobre estos ejes se articulará “Un cuento de invierno”. Sin olvidar que es también una celebración del teatro en sí, una fiesta libérrima en géneros y estilos entremezclados, que nos brinda este Shakespeare crepuscular, magnánimo y proclive al perdón.
El tiempo hace y deshace, cambia todo a su antojo y no deja nada en su sitio, aunque a veces se le escapan resquicios, historias, cuentos y en invierno siempre se le escapa alguno. Como el tiempo, Leonte, rey de Sicilia, utiliza su poder para controlar todo, sin embargo hay algo que escapa de él, su propia obsesión, una obsesión que le llevará a perder todo lo que le había importado alguna vez. Una profecía, un augurio cambiarán su suerte o no, el tiempo es quién tiene ahí la última palabra.
Sin duda una historia humana, una historia en la que devenir y el cambio tienen mucho que decir y que no sólo se queda en el escenario, va más allá y atrapa al propio público que se convierte en cómplice y oyente de los más profundos pensamientos de los personajes que se debaten entre lo moralmente correcto e incorrecto. Sin embargo, lo más especial de esta obra es la conjunción de géneros y momentos a los que nos hace participes, podemos pasar de estar sufriendo por la injusticia de la que es víctima Hermione a sonreír descaradamente con las notas verdes de un peculiar trovador.
Martínez-Abarca da un soplo de aire fresco a este clásico del genio inglés, con una puesta en escena minimalista, un espectacular juego de luces y la consecución de coreografías como instrumento para expresar tensión, duelo o debate. Por último cabe destacar la intensa labor del reparto, que juegan diferentes estilos y registros, destacando una gran versatilidad, y ante todo una gran calidad en su capacidad interpretativa.
Sin duda, estamos ante una obra de obligada asistencia esta temporada, así que si aún no sabes qué hacer este finde, mi recomendación es clara: necesitas este “Cuento de Invierno”.

:: “Un cuento de Invierno” adaptada y dirigida por Carlos Martínez-Abarca se representa en la sala Nave 73 (c/ Palos de la Frontera 5. Metro: Embajadores L3, L5, cercanías y Palos de la Frontera L3), todos los sábados y domingos a las 19:00 hasta el próximo 22 de Febrero. Precio: 16 euros (anticipada) 18 euros (taquilla).
Crítica del montaje “Un cuento de Invierno”, adaptada y dirigida por Carlos Martínez-Abarca.

"El secreto", un viaje sensorial de la compañía Teatro en el Aire en Nave 73

“EL SECRETO”: UNA INVITACIÓN SENSORIAL AL JUEGO DEL AMOR

La compañía Teatro en el Aire regresa con una obra que anima a los espectadores a dejarse cautivar por la fiesta y el vino. “El Secreto”, dirigida por Lidia Rodríguez Correa, podrá verse dentro de la programación de diciembre del espacio escénico Nave 73. | Por Cristina Hernández.


Belinda y Santiago son una pareja feliz. Cada año celebran su aniversario invitando a un centenar de personas desconocidas, almas solitarias que andan vagando por el mundo, a una fiesta cargada de poesía y misterio, de música y baile. Esta pareja de enamorados desea compartir con los invitados a ‘El secreto’, un momento mágico, cargado de magnetismo y complicidad, una deliciosa receta afrodisíaca. Después de probarlo, acompañados por un trago de vino, todo puede pasar. Si hay suerte, los iniciados hallarán en esta fiesta dionisiaca, con un fondo de música de acordeón, un amor tan especial como el que se tienen la pareja de protagonistas.
El TEATRO EN EL AIRE, un colectivo de actores y actrices de nacionalidades diversas (procedentes de Chile, Holanda, Bulgaria, Argentina, Italia y España), abre las puertas al reencuentro con el teatro para los sentidos. Invita a desplazarnos por un mundo sensual, íntimo y estremecedor. “Escucharse o intuirse es una acción que pasa forzosamente por el cuerpo. Porque el cuerpo no olvida nunca, sobre todo si le dejamos recordar. De ahí la importancia de lo sensorial”, explica Lidia Rodríguez, directora y autora de esta obra.
“El secreto” se trata de un montaje en el que la proximidad del actor con el espectador logra momentos de intimidad de enorme intensidad en los que las reacciones del visitante van a determinar, en buena medida, lo que finalmente suceda. Todo surge como resultado de la investigación sobre los cinco sentidos que realiza la compañía Teatro en el Aire hace casi diez años, en los que se ha experimentado con diversas fórmulas dramáticas hasta dar con la que se adecue en mayor medida a la búsqueda de un grupo de personas que se enfrentan por primera vez con esta ceremonia de exaltación de la vida. El público, que termina convirtiéndose en un personaje más, va a recuperar una forma de mirar de la que en muchos casos ya no recordaba. Una pieza escenificada por Mercedes Salvadores, Rodrigo Villagrán, Rocío Herrera, Lidia Rodríguez, los músicos de La Banda de Stevanov (trompeta, acordeón, percusión), contando además con la colaboración especial de los alumnos del proyecto ‘El hilo de la creación’.
 

:: “El Secreto”, de Teatro en el Aire, podrá verse los días 3, 4, 10, 11, 17 y 18 de diciembre a las 21:00h en Nave 73 (Calle Palos de la frontera, 5). Más información en: www.nave73.es
"El secreto", un viaje sensorial de la compañía Teatro en el Aire en Nave 73

Cita con… Juan Blanco

“LA FAMA POR LA FAMA NO ME INTERESA NADA, EL RECONOCIMIENTO POR MI TRABAJO SÍ.”
Juan Blanco, el joven y talentoso actor que hace un año nos sorprendía debutando como protagonista en “Viral” , se sube ahora al escenario de la sala Nave 73 para interpretar a Marcos en la obra “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” de Jota Linares. Así, tras emocionarnos con su interpretación de un joven cuya vida cambia por completo en una sola noche, la noche antes de separarse de sus compañeros de piso tras muchos años de convivencia, nos recibió con una sonrisa en la cafetería de la alternativa sala madrileña. | Entrevista por Raquel Jaro. Fotografías por Sara Chamorro. 

¿De qué nos habla “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”?
Yo creo que nos habla de la transición entre la juventud y la madurez, de dejar atrás una época, nos habla del amor, nos habla de la amistad, de la confianza, de muchas cosas.

¿Quién es Marcos? ¿Cómo le definirías?
Pues Marcos es un chaval, tiene 28 años, es la noche de su cumpleaños cuando transcurre la función, ha estudiado medicina y lleva viviendo ocho años con sus compañeros de piso, se muda ahora con su chica y pasan cosas (ríe)… no se hasta donde puedo contar.
¿Alguna vez has sentido que, como para Eze, Marta, Celeste y Marcos, ha llegado un momento en el que tu vida ha cambiado radicalmente?
Sí, claro, yo creo que, además por edad, de repente te das cuenta de que tienes más responsabilidades, de que tienes que dar un cambio, en cada mudanza siempre dejas algo de ti en esos pisos, en esas casas y sí. Yo creo que en la obra hay cosas con las que todos nos identificamos porque hable de cosas muy comunes, muy normales y ese es su mayor acierto, yo creo.
Pregunta obligada: ¿A quién se llevaría Juan Blanco a una isla desierta?
¡A mucha gente! Tendría que ser una isla muy grande porque llevaría a mucha gente, a toda la gente que quiero, a mis amigos, mi familia.
Has trabajado en el teatro pero también en cine y televisión, ¿qué es lo que más te llena?
No sé. Tenía muchas ganas de hacer teatro porque hacía mucho tiempo que no hacía, y por el tema del directo, de la adrenalina y el aquí y ahora y “sálvate tú y arréglate para solucionarlo como puedas”. Pero el cine también me gusta mucho, te permite hacerlo más pequeñito todo, mas de verdad, entre comillas. Y la tele es donde menos experiencia tengo. Quizá lo que menos me gusta de la tele es el ritmo que, por mi experiencia suele ir más rápido que en cine, se ensaya menos, mucho menos que el teatro, claro, pero hombre, aunque nunca la he tenido, la posibilidad de tener un personaje muy largo en el tiempo también está bien. Entonces, no sabría escoger, son códigos distintos.
¿Cómo fue tu experiencia como protagonista de “Viral”?
Pues muy bien, muy bien, fue una paliza porque se rodó en muy poco tiempo y era siempre de noche y tal, pero encantado, claro. Era el primer protagonista que he hecho en cine y era una película divertida, un personaje al que le tengo como mucho cariño y que me caería muy bien, si conociese a ese tipo, me caería muy bien (ríe). La disfruté un montón y aprendí muchísimo.
¿Participarías en un concurso así, como el que se muestra en la película, sólo por hacerte “viral”?
No, no, probablemente no. La fama por la fama no me interesa para nada y no creo que sea nada bueno, creo que es síntoma de algo chungo de nuestros tiempos. El reconocimiento por tu trabajo sí, pero la fama por estar encerrado en un escaparate, como era el caso de “Viral”, no.
¿Qué película te habría gustado protagonizar?
Uff, muchísimas, no se. “El Padrino” se me acaba de venir la primera a la cabeza, aunque es un topicazo. “Magnolia” es una película que me encanta, no tiene un protagonista, tiene muchos, es muy coral, pero sí. “El cazador”, “Perros de paja”, no se, un montón.
¿Qué género de cine te gusta más?
Pues, no es tanto de géneros. Me gusta mucho la comedia, me cuesta encontrar buenas comedias pero me gustan, cuando doy con una me encanta, pero el thriller me gusta mucho, las historias de mafiosos, es un mundo que me interesa, esto que te he contado de “El Padrino”, pero incluso comedias románticas, si tiene calidad, me da igual.
Volviendo al teatro, ¿cuál es la última obra que has ido a ver?
Pues no se si ha sido la de Peter Brook, la de “El valle del asombro”, se llamaba, pero no me acuerdo si he visto alguna otra después. Voy poco, por desgracia voy menos de lo que me gustaría ir al teatro últimamente.
¿Qué opinas del IVA cultural? ¿Crees que es el mayor enemigo de la cultura en nuestro país?
No se si el mayor. La cultura, por desgracia tiene muchos enemigos, pero es un enemigo importante, es una barbaridad y estamos a la cabeza de Europa en eso y no se si a la cola en salarios, pero prácticamente. Es una desproporción y signo de que al Gobierno no le interesa apoyar y fomentar la cultura.
Para terminar, ¿Podrías adelantarnos algo sobre tus futuros proyectos?
Pues no estoy muy seguro. He rodado, aunque la verdad, es muy poquito, para “El secreto del puente viejo”, tendré una pequeña aparición y más adelante tendré por rodar más. Y luego tengo un pequeño papel en una producción de Televisión Española, pero no estoy seguro de poder reconducir. Hay cositas, de momento no me voy a Hollywood pero hay cositas.
¡Muchas gracias!
Nada, ¡A vosotros!

:: Podéis ver a Juan Blanco en “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” de Jota Linares durante este mes de noviembre los viernes a las 20:00h en Nave 73. Reserva tu entrada aquí.

:: Artículo relacionado: Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares. | Presentación de “Viral”, dirigida por Lucas Figueroa. 

Cita con… Juan Blanco

Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares

HAY UNA ÉPOCA PARA VIVIR Y UN DÍA QUE LO CAMBIA TODO

Llega a la sala madrileña Nave 73, y durante tres únicas semanas, la nueva obra de Jota Linares: “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”. Escrita por su director junto a Paco Anaya, la obra se presenta como un híbrido entre la comedia y el drama que nos habla de la madurez, de afrontar los errores y de ese inevitable momento en el que tu vida cambia para siempre. | Por Raquel Jaro.


Eze, Celeste, Marta y Marcos son cuatro jóvenes que comparten piso desde hace muchos años, desde que comenzaran su etapa universitaria hasta ahora, cuando rozan los treinta años. Pero durante estos años no solo han compartido piso, sino que ese piso se ha convertido en el envase de grandes momentos, reflexiones y sobre todo sueños, algunos de los cuales han quedado impregnados en sus paredes, sin llegar a cumplirse nunca.

Ha llegado el momento de marcharse, de que sus caminos se separen después haber formado uno solo durante años y el momento elegido es el día después del cumpleaños de Marcos. Una sola noche, botellines vacíos y un curioso juego cambiarán sus vidas para siempre enfrentándose a las verdades nunca dichas y a los sentimientos nunca manifestados, dejando una mella que calará en ellos igual que las chinchetas que sujetaban los posters en las paredes de su antiguo hogar.
Pocos autores son capaces de capturar la vida en estado puro y subirla a un escenario con la facilidad y sinceridad con la que lo hace Jota Linares, convirtiéndose en uno de esos jóvenes autores, no sólo de teatro alternativo, sino también de cine, que merece la pena seguir la pista. Ya en otras de sus obras, como “Lo esencial es invisible a los ojos”, que también pudo disfrutarse en esta sala, o incluso la adaptación al microteatro de su corto “3,2 lo que hacen las novias”, Linares ha demostrado con creces su capacidad de dotar a las obras de una verdad y sensibilidad que se acercan tanto a la vida que es fácil sentirse identificado con ellos y sumergirse en las palabras de sus personajes.
El amor, la pérdida de la esperanza, la madurez, los sueños o los caminos por los que inexorablemente la vida nos acaba llevando son los temas que predominan en sus obras, que, con ligeros tintes algo existencialistas y cierto pesimismo reflejan a la perfección el sentir de esta “generación perdida” de jóvenes con talento que no encuentran el sentido de sus vidas y luchan por hacerse con las riendas de su destino.
“¿A quién te llevarías a una isla desierta?” no iba a ser menos y, esta vez coescrita por Paco Anaya, este híbrido entre situaciones cómicas y profundas reflexiones vestidas de cotidianeidad y frescura juvenil nos habla de ese momento en el que nuestra vida se ve obligada a cambiar de camino, a dejar atrás el pasado y comenzar una nueva vida. Por suerte o por desgracia, en la vida de las personas esto ocurre de forma constante, igual que se presenta como inevitable el enfrentarse a la verdad, a los errores y a nuestros sentimientos cara a cara para conocernos a nosotros mismos y poder subir un peldaño más hacia nuestro destino, y es por esto por lo que resulta casi imposible no sentirse identificado con la obra de Linares.
Unos personajes construidos con una vitalidad y frescura excepcional, interpretados magistralmente por Juan Blanco, Maggie Civantos, María Hervás (cover: Beatriz Arjona) y Abel Zamora estremecerán al espectador, dirigiéndose a ellos directamente, lo que aporta un matiz de originalidad y dinamismo en el montaje que convierte que dota la producción de valor añadido, al mismo tiempo que les hacen reír y sentirse identificados con sus distintas situaciones y la transformación psicológica y madurez que van adoptando a lo largo de la obra, a lo largo de una sola noche. Una puesta en escena efectiva, como ya nos tiene acostumbrados la alternativa sala nave 73, pone el remate final a una obra de cinco estrellas. “Hay un momento que cambia todo lo que pensábamos conocer de nosotros mismos” y ese momento puede ocurrir una noche cualquiera a partir de la cual nada volverá a ser como antes.
:: “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares y escrita por Jota Linares y Paco Anaya, se representa en la sala Nave 73 (C/Palos de la Frontera, 5. Metro: Palos de la Frontera, Embajadores) los viernes a las 20:00h, hasta el 28 de noviembre. Hasta el 3 de enero podrá verse los viernes y sábados a las 22:30h. Encuentro con el público al finalizar la función del 5 de diciembre. Precio: 14€ taquilla/ 12€ anticipada. Más información: www.nave73.es
Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares

Crítica de "La cumbre", dirigida por Fernando Sansegungo


UN TRONO, DOS MUJERES

Fernando Sansegundo nos trae “La Cumbre”, un duelo entre dos mujeres, dos mujeres con poder, un poder que condiciona sus vidas enfrentándolas hasta el final. Nave 73 acogerá este enfrentamiento, que podrás ver todos los sábados y domingos hasta el próximo dos de Noviembre. | Por Adolfo Pardo.

María Fernández Estuardo espera impaciente, cada día la espera se hace más y más insoportable. Isabel Sánchez Tudor ejerce su poder de forma firme y controladora, sin embargo hay algo que escapa de su control y aún tiene pendiente, y ese algo tiene nombre propio Estuardo. Ambas mujeres se encontrarán, se enfrentarán, gritarán y echarán en cara todo su pasado, ¿Cómo acabará esto? No hay final feliz, una deberá caer, no hay suficiente mundo para las dos.
Una puesta de escena minimalista, una mesa de cristal, unas sillas y un impactante juego de luces construyen el escenario de este enfrentamiento trascendental. Una lucha que “La Cumbre” actualiza, no luchan por un trono, luchan por la dirección de la empresa, no hay guerras, espadas y honor, ahora lo que se lleva son levantamientos sindicales y boicots comerciales, y la cárcel que Estuardo sufrió en vida es ahora un manicomio que ella misma había inaugurado. Sin duda, un nuevo contexto para dos mujeres, dos leyendas históricas enfrentadas irremediablemente, y que en La Cumbre tendrán la oportunidad de verse las caras por última vez.
Noelia Benítez y Pepa Gracia sorprenden con una impactante actuación, que humaniza y hace patentes todas las emociones contenidas entre ambos personajes, y que fluirán como un fuerte torrente bajo la atenta mirada de un público, que no queda indiferente. Sin duda, una obra interesante y muy recomendable.
:: La Cumbre, escrita y dirigida por Fernando Sansegundo se representa en la sala Nave 73 (c/ Palos de la Frontera 5. Metro: Embajadores L3, L5, cercanías y Palos de la Frontera L3), los sábados a las 20:00 y los domingos a las 19:00 hasta el próximo 2 de Noviembre. Precio: 12 euros (anticipada), 14 euros (taquilla).
Crítica de "La cumbre", dirigida por Fernando Sansegungo