Reseña de "La ladrona de vestidos", de Natalie Megs Evans

TODO VALE POR UN SUEÑO, UNA ESPERANZA, UNA AMBICIÓN

Natalie Meg Evans vuelve a la escena literaria con una nueva novela, cargada de historia, ilusión, ambición y sobre todo moda, mucha moda. “La Ladrona de Vestidos” nos traslada a un París en ebullición en el que Alix, una joven soñadora intentará hacerse un hueco. | Por Adolfo Pardo. | Por Adolfo Pardo.

Alix acaba de llegar al París de los años 30 y tiene lo que hay que tener: talento para la moda, empeño y ambición. «Un día, las damas envueltas en pieles de zorro vendrán a mi tienda y me suplicarán que les permita comprar mis diseños», se dice mientras despierta miradas de admiración al bajar por la Rue du Louvre, pero la realidad se impone: el mundo de la alta costura tiene sus leyes y para triunfar a veces no basta con tener un buen par de tijeras en las manos. Los timadores de poca monta pronto se dan cuenta de la habilidad de Alix para copiar patrones y estampados, y la joven a punto está de caer en el tráfico de la falsificación de prendas, defraudando a los diseñadores que más admira.
¿Vale la pena trabajar duro y convertirse en la nueva Coco Chanel o es mejor ser simplemente la ladrona más elegante de París?
En esta encrucijada comienza “La Ladrona de Vestidos”, Alix está entre la espada y la pared, tiene talento, ilusión y valentía, pero ¿Qué hacer cuando se plantean ante ti dos caminos tan distintos como tortuosos? ¿Qué hacer cuando emprender en tu futuro supone dejar atrás tu pasado?
El mundo de la moda está en plena ebullición, en pleno crecimiento en una de las ciudades europeas más emblemáticas: París. Evans nos sumerge de lleno en la atmosfera de la ciudad, con una especial descripción en las costumbres parisinas. Nos hace parte de ese momento, un momento lleno de creatividad en el que fluían la pintura, la poesía, y una nueva forma de arte: la moda, que constituyeron como tal grandes como Chanel, Lanvin o Hérmes.
La historia de Alix es el relato de una joven más en la ciudad, una joven con un especial talento que intenta hacerse hueco en un mundo en el que la competitividad es feroz, un mundo que se rige con sus propias leyes y que a base de golpes Alix aprenderá para llegar a convertirse en quién ella quiere ser. Sin embargo, su pasado le hará indagar hasta conocer un secreto que casi habría deseado no haber sabido nunca.
Con una historia tan humana, el logro de la autora es hacer de la década de los 30 una época actual, las emociones eran las mismas, los sueños también se veían como imposibles y el pasado era difícil de borrar. Con todos estos elementos, La Ladrona de Vestidos se constituye como el libro perfecto para todo aquel que además de disfrutar de la tendencia y el estilo, sueña con imposibles, con imposibles que con esfuerzo y una pizca de suerte se pueden hacer realidad.
Si amas la moda, si sueñas despierto, si te atrapa una buena lectura, este es tu libro.
:: “La Ladrona de Vestidos” de Natalie Meg Evans está a la venta por la editorial Lumen a un PVP recomendado de 21’90 euros.
Anuncios
Reseña de "La ladrona de vestidos", de Natalie Megs Evans