Cita con… Juan Blanco

“LA FAMA POR LA FAMA NO ME INTERESA NADA, EL RECONOCIMIENTO POR MI TRABAJO SÍ.”
Juan Blanco, el joven y talentoso actor que hace un año nos sorprendía debutando como protagonista en “Viral” , se sube ahora al escenario de la sala Nave 73 para interpretar a Marcos en la obra “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” de Jota Linares. Así, tras emocionarnos con su interpretación de un joven cuya vida cambia por completo en una sola noche, la noche antes de separarse de sus compañeros de piso tras muchos años de convivencia, nos recibió con una sonrisa en la cafetería de la alternativa sala madrileña. | Entrevista por Raquel Jaro. Fotografías por Sara Chamorro. 

¿De qué nos habla “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”?
Yo creo que nos habla de la transición entre la juventud y la madurez, de dejar atrás una época, nos habla del amor, nos habla de la amistad, de la confianza, de muchas cosas.

¿Quién es Marcos? ¿Cómo le definirías?
Pues Marcos es un chaval, tiene 28 años, es la noche de su cumpleaños cuando transcurre la función, ha estudiado medicina y lleva viviendo ocho años con sus compañeros de piso, se muda ahora con su chica y pasan cosas (ríe)… no se hasta donde puedo contar.
¿Alguna vez has sentido que, como para Eze, Marta, Celeste y Marcos, ha llegado un momento en el que tu vida ha cambiado radicalmente?
Sí, claro, yo creo que, además por edad, de repente te das cuenta de que tienes más responsabilidades, de que tienes que dar un cambio, en cada mudanza siempre dejas algo de ti en esos pisos, en esas casas y sí. Yo creo que en la obra hay cosas con las que todos nos identificamos porque hable de cosas muy comunes, muy normales y ese es su mayor acierto, yo creo.
Pregunta obligada: ¿A quién se llevaría Juan Blanco a una isla desierta?
¡A mucha gente! Tendría que ser una isla muy grande porque llevaría a mucha gente, a toda la gente que quiero, a mis amigos, mi familia.
Has trabajado en el teatro pero también en cine y televisión, ¿qué es lo que más te llena?
No sé. Tenía muchas ganas de hacer teatro porque hacía mucho tiempo que no hacía, y por el tema del directo, de la adrenalina y el aquí y ahora y “sálvate tú y arréglate para solucionarlo como puedas”. Pero el cine también me gusta mucho, te permite hacerlo más pequeñito todo, mas de verdad, entre comillas. Y la tele es donde menos experiencia tengo. Quizá lo que menos me gusta de la tele es el ritmo que, por mi experiencia suele ir más rápido que en cine, se ensaya menos, mucho menos que el teatro, claro, pero hombre, aunque nunca la he tenido, la posibilidad de tener un personaje muy largo en el tiempo también está bien. Entonces, no sabría escoger, son códigos distintos.
¿Cómo fue tu experiencia como protagonista de “Viral”?
Pues muy bien, muy bien, fue una paliza porque se rodó en muy poco tiempo y era siempre de noche y tal, pero encantado, claro. Era el primer protagonista que he hecho en cine y era una película divertida, un personaje al que le tengo como mucho cariño y que me caería muy bien, si conociese a ese tipo, me caería muy bien (ríe). La disfruté un montón y aprendí muchísimo.
¿Participarías en un concurso así, como el que se muestra en la película, sólo por hacerte “viral”?
No, no, probablemente no. La fama por la fama no me interesa para nada y no creo que sea nada bueno, creo que es síntoma de algo chungo de nuestros tiempos. El reconocimiento por tu trabajo sí, pero la fama por estar encerrado en un escaparate, como era el caso de “Viral”, no.
¿Qué película te habría gustado protagonizar?
Uff, muchísimas, no se. “El Padrino” se me acaba de venir la primera a la cabeza, aunque es un topicazo. “Magnolia” es una película que me encanta, no tiene un protagonista, tiene muchos, es muy coral, pero sí. “El cazador”, “Perros de paja”, no se, un montón.
¿Qué género de cine te gusta más?
Pues, no es tanto de géneros. Me gusta mucho la comedia, me cuesta encontrar buenas comedias pero me gustan, cuando doy con una me encanta, pero el thriller me gusta mucho, las historias de mafiosos, es un mundo que me interesa, esto que te he contado de “El Padrino”, pero incluso comedias románticas, si tiene calidad, me da igual.
Volviendo al teatro, ¿cuál es la última obra que has ido a ver?
Pues no se si ha sido la de Peter Brook, la de “El valle del asombro”, se llamaba, pero no me acuerdo si he visto alguna otra después. Voy poco, por desgracia voy menos de lo que me gustaría ir al teatro últimamente.
¿Qué opinas del IVA cultural? ¿Crees que es el mayor enemigo de la cultura en nuestro país?
No se si el mayor. La cultura, por desgracia tiene muchos enemigos, pero es un enemigo importante, es una barbaridad y estamos a la cabeza de Europa en eso y no se si a la cola en salarios, pero prácticamente. Es una desproporción y signo de que al Gobierno no le interesa apoyar y fomentar la cultura.
Para terminar, ¿Podrías adelantarnos algo sobre tus futuros proyectos?
Pues no estoy muy seguro. He rodado, aunque la verdad, es muy poquito, para “El secreto del puente viejo”, tendré una pequeña aparición y más adelante tendré por rodar más. Y luego tengo un pequeño papel en una producción de Televisión Española, pero no estoy seguro de poder reconducir. Hay cositas, de momento no me voy a Hollywood pero hay cositas.
¡Muchas gracias!
Nada, ¡A vosotros!

:: Podéis ver a Juan Blanco en “¿A quién te llevarías a una isla desierta?” de Jota Linares durante este mes de noviembre los viernes a las 20:00h en Nave 73. Reserva tu entrada aquí.

:: Artículo relacionado: Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares. | Presentación de “Viral”, dirigida por Lucas Figueroa. 

Anuncios
Cita con… Juan Blanco

Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares

HAY UNA ÉPOCA PARA VIVIR Y UN DÍA QUE LO CAMBIA TODO

Llega a la sala madrileña Nave 73, y durante tres únicas semanas, la nueva obra de Jota Linares: “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”. Escrita por su director junto a Paco Anaya, la obra se presenta como un híbrido entre la comedia y el drama que nos habla de la madurez, de afrontar los errores y de ese inevitable momento en el que tu vida cambia para siempre. | Por Raquel Jaro.


Eze, Celeste, Marta y Marcos son cuatro jóvenes que comparten piso desde hace muchos años, desde que comenzaran su etapa universitaria hasta ahora, cuando rozan los treinta años. Pero durante estos años no solo han compartido piso, sino que ese piso se ha convertido en el envase de grandes momentos, reflexiones y sobre todo sueños, algunos de los cuales han quedado impregnados en sus paredes, sin llegar a cumplirse nunca.

Ha llegado el momento de marcharse, de que sus caminos se separen después haber formado uno solo durante años y el momento elegido es el día después del cumpleaños de Marcos. Una sola noche, botellines vacíos y un curioso juego cambiarán sus vidas para siempre enfrentándose a las verdades nunca dichas y a los sentimientos nunca manifestados, dejando una mella que calará en ellos igual que las chinchetas que sujetaban los posters en las paredes de su antiguo hogar.
Pocos autores son capaces de capturar la vida en estado puro y subirla a un escenario con la facilidad y sinceridad con la que lo hace Jota Linares, convirtiéndose en uno de esos jóvenes autores, no sólo de teatro alternativo, sino también de cine, que merece la pena seguir la pista. Ya en otras de sus obras, como “Lo esencial es invisible a los ojos”, que también pudo disfrutarse en esta sala, o incluso la adaptación al microteatro de su corto “3,2 lo que hacen las novias”, Linares ha demostrado con creces su capacidad de dotar a las obras de una verdad y sensibilidad que se acercan tanto a la vida que es fácil sentirse identificado con ellos y sumergirse en las palabras de sus personajes.
El amor, la pérdida de la esperanza, la madurez, los sueños o los caminos por los que inexorablemente la vida nos acaba llevando son los temas que predominan en sus obras, que, con ligeros tintes algo existencialistas y cierto pesimismo reflejan a la perfección el sentir de esta “generación perdida” de jóvenes con talento que no encuentran el sentido de sus vidas y luchan por hacerse con las riendas de su destino.
“¿A quién te llevarías a una isla desierta?” no iba a ser menos y, esta vez coescrita por Paco Anaya, este híbrido entre situaciones cómicas y profundas reflexiones vestidas de cotidianeidad y frescura juvenil nos habla de ese momento en el que nuestra vida se ve obligada a cambiar de camino, a dejar atrás el pasado y comenzar una nueva vida. Por suerte o por desgracia, en la vida de las personas esto ocurre de forma constante, igual que se presenta como inevitable el enfrentarse a la verdad, a los errores y a nuestros sentimientos cara a cara para conocernos a nosotros mismos y poder subir un peldaño más hacia nuestro destino, y es por esto por lo que resulta casi imposible no sentirse identificado con la obra de Linares.
Unos personajes construidos con una vitalidad y frescura excepcional, interpretados magistralmente por Juan Blanco, Maggie Civantos, María Hervás (cover: Beatriz Arjona) y Abel Zamora estremecerán al espectador, dirigiéndose a ellos directamente, lo que aporta un matiz de originalidad y dinamismo en el montaje que convierte que dota la producción de valor añadido, al mismo tiempo que les hacen reír y sentirse identificados con sus distintas situaciones y la transformación psicológica y madurez que van adoptando a lo largo de la obra, a lo largo de una sola noche. Una puesta en escena efectiva, como ya nos tiene acostumbrados la alternativa sala nave 73, pone el remate final a una obra de cinco estrellas. “Hay un momento que cambia todo lo que pensábamos conocer de nosotros mismos” y ese momento puede ocurrir una noche cualquiera a partir de la cual nada volverá a ser como antes.
:: “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares y escrita por Jota Linares y Paco Anaya, se representa en la sala Nave 73 (C/Palos de la Frontera, 5. Metro: Palos de la Frontera, Embajadores) los viernes a las 20:00h, hasta el 28 de noviembre. Hasta el 3 de enero podrá verse los viernes y sábados a las 22:30h. Encuentro con el público al finalizar la función del 5 de diciembre. Precio: 14€ taquilla/ 12€ anticipada. Más información: www.nave73.es
Crítica de “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, dirigida por Jota Linares

Crítica de “3,2 lo que hacen las novias”, dirigida por Ceres Machado

ARTÍCULO POR RAQUEL JARO

LO QUE HACEN LAS NOVIAS

Llega a la sesión golfa de los jueves y viernes del Microteatro la adaptación teatral del corto ‘3,2 lo que hacen las novias’. Escrito y dirigido por Jota Linares, este corto, que parte de un encuentro sexual para dejarnos entrever el sentimiento más puro, acumula más de cien de secciones oficiales en festivales de cine nacionales e internacionales y ha ganado los numerosos premios. Ahora, de la mano de Ceres Machado, este drama erótico llega a los escenarios para acercarse aún más a sus espectadores.

Una pareja joven decide romper su rutina sexual probando algo nuevo: un trío con sólo dos reglas inquebrantables, y es que el elegido ha de ser un completo desconocido y al que jamás vuelvan a ver. Sin embargo, no todo sale cómo lo previsto en este triángulo erótico en el que los sentimientos comienzan a fluir entre las grietas de la pura pasión, evidenciando así que nada es lo que parece.

Tan sólo 15 minutos bastan para que el espectador contemple una historia de amor y pasión de una sinceridad abrumadora. Un intenso cuarto de hora en el que el magistral texto de Jota Linares y Roberto Pérez Toledo, ayudado por la dirección teatral de Ceres Machado, deja paso a toda una verdadera historia, demostrando que tan sólo unas pocas palabras pueden estar cargadas del más puro sentimiento. Un sentimiento que se materializa ante los ojos del espectador gracias las excelentes interpretaciones de este peculiar trío que forman Gonzalo Grillo, Pepe Labraca y Sara Gómez, además de la destacable construcción de unos personajes de una cercanía abrumadora.
A pesar de encontrarse aún en la etapa de distribución, el corto que asienta la base de la obra teatral, interpretado esta vez por Marta Hazas, Juan Caballero y Sergio Mur, se ha hecho ya con los siguientes premios: Mención del jurado en el 5º Festival Internacional Shorts Shorts Film Festival México, Segundo premio del jurado al mejor cortometraje en el I Certamen La MIrada Tabú (Zaragoza), Premio a la mejor actriz, Marta Hazas, en el XV Festival de Cortometrajes La Fila (Valladolid), entre otros muchos. Es por ello por lo que cabe esperar que su llegada a los escenarios, lo que permite dotar a esta historia de una gran cercanía, la cual se acentúa gracias a su formato de microteatro, cuente con, al menos, el mismo éxito que su versión cinematográfica.
:: “3,2 lo que hacen las novias”, dirigida por Ceres Machado y escrita por Jota Linares y Roberto Pérez Toledo, se representa en la sala Microteatro (C/Loreto y Chicote, 9. Metro:Tribunal) los jueves y viernes a partir de las 23:30 Precio: 4€ taquilla. Más información: http://microteatromadrid.es/
Crítica de “3,2 lo que hacen las novias”, dirigida por Ceres Machado