Reseña de "Extraños en el tren nocturno", de Emily Barr

La autora que evocó a Hitchcock: “Extraños en el tren nocturno” de Emily Barr
Para los amantes del thriller psicológico, Emily Barr regresa con una auténtica joya del suspense: “Extraños en el tren nocturno”, la intrigante y tensa novela que contiene varias evocaciones a Hitchcock basándose en la película “Extraños en un tren”. La autora aborda dos temáticas frecuentes en la filmografía del director británico (experto en suspense psicológico): el estudio de la parte maligna del ciudadano modelo y la figura del posible falso culpable. Una apasionante novela sobre cómo nuestros errores nos acompañan. | Por Diana Payar.

Lara Finch vive una mentira. Todo el mundo asume que es feliz en Cornualles, al lado de su tranquilo esposo Sam, pero en realidad está aburrida y desencantada. Recibe una oferta de trabajo en Londres por parte de su padrino Leon que acepta sin dudar, ya que esto supondría pasar cinco días fuera de su casa. Durante sus viajes semanales conoce a Guy, con quien inicia un romance secreto. Un viernes, de regreso a Cornualles, Lara desaparece sin dejar rastro, y la Policía sospecha que ha sido asesinada y que han arrojado su cuerpo desde el tren que utiliza cada día. Iris, una amiga de Lara, no está convencida de que esta sea la verdad y empieza a investigar por su cuenta. Es aquí donde comienza la auténtica aventura: la búsqueda de Lara y de su inocencia por parte de la extraña Iris, ayudada en todo momento por Leon y por un joven policía del condado llamado Alex Zielowski. Pronto descubrirá algunos hechos más que sorprendentes en el pasado de Lara, lo que supone el principio de un viaje que la llevará más lejos de lo que nunca había pensado.
Para los amantes del thriller psicológico, Emily Barr regresa con una auténtica joya del suspense: “Extraños en el tren nocturno”, la más novela más reciente de las doce que lleva a sus espaldas la autora. La intrigante y tensa historia que nos ofrece la autora contiene varias evocaciones a Hitchcock, ya que está basada en la película “Extraños en un tren”. Emily Barr aborda dos temáticas frecuentes en la filmografía del director británico (experto en suspense psicológico): el estudio de la parte maligna del ciudadano modelo y la figura del posible falso culpable. Una apasionante novela sobre cómo nuestros errores nos acompañan.

“Extraños en un tren” es una de las películas más populares y admiradas del extraordinario Alfred Hitchcock, que a su vez está basada en la primera novela de Patricia Highsmith. Hitchcok construye con su habitual precisión narrativa una perla auténtica en el mundo del cine, gracias a su espectacular trabajo de dirección imprimiendo un énfasis particular en los pequeños detalles que atrapen e ilustren al espectador en la intriga contemplada. Por su parte, Emily Barr, que vive en Cornualles, para construir a raíz de esta una historia nueva, descubrió el encanto del tren nocturno que va desde Penzance hasta London Paddington. Fue entonces cuando se dio cuenta de que si combinaba una aventura amorosa, un asesinato y una desaparición, todo ello insertado en continuos viajes en un tren algo siniestro, el resultado sería un thriller mucho más emocionante que cualquier viaje en cualquier tren. La autora no pudo resistir la tentación de ambientar esta novela.

No es de extrañar que la compañía ferroviaria First Great Western afirme tener ejemplares de “Extraños en el tren nocturno” en el bar de su tren nocturno, escenario de los encuentros entre la mujer fatal Lara Finch y su amante, Guy Thomas. Hay, en realidad, dos trenes nocturnos: uno que va de Paddington a Penzance durante la noche, y otro que hace el recorrido a la inversa, atravesando la oscura campiña para llegar a Paddington cuando los londinenses se levantan para ir a trabajar. Emily, que es una de las admiradoras del servicio ferroviario, charló con el personal del tren durante sus viajes y descubrió algunas de las anécdotas que suceden a bordo, como las aventuras amorosas (a pesar de la estrechez de las camas de los compartimentos). «Me contaron un montón de historias, como la de una mujer que tenía una aventura y todo el tren estaba al corriente. Y pensé que ahí había material para una novela».

“Extraños en el tren nocturno” tiene tres partes bien diferenciadas. En la primera parte de la novela conocemos el hastío en el que se enmarca la vida de Lara Finch a causa de la convivencia con su aburrido marido Sam. La novela comienza con una cruda, directa e impactante confesión de la protagonista reconociendo que su matrimonio es una mentira. Este primer retazo de la novela nos lo cuenta la propia Lara, quien nos deja ver además que la aceptación del nuevo trabajo que le proponen en Londres está motivado por su alegría ante la libertad, el cambio de aires. Que Lara se monte en el tren nocturno cada domingo por la noche supone el inicio de una aventura. La protagonista se sumerge en una burbuja (muy bien ambientada, de hecho) de gin tonics y el tórrido romance que mantiene con Guy, un hombre casado. Un buen día Lara desaparece. El cambio que se produce en la vida de la protagonista y su desaparición serán el eje central de la novela.
La segunda parte de la novela tendrá como protagonista a la única y verdadera amiga de Lara en Cornualles, Iris. La policía cree que Lara ha sido asesinada y cierra el caso, pero Iris encuentra piezas que no encajan y retoma la historia iniciando una investigación al margen de la policía para encontrar a la mujer con la que había entablado una tentativa amistad en las últimas semanas. Nada es lo que parece. Iris vive situaciones muy difíciles viéndose obligada a enfrentarse a sus propios fantasmas del pasado y a las heridas que aún siguen abiertas en su corazón. Es en esta parte cuando el suspense se hace certero y sobrepasa al lector.

En la tercera parte, el magnífico desenlace, la autora responde a todos los interrogantes que se han ido planteando durante toda la novela, cerrando los frentes abiertos y dejando al lector aturdido después de asistir a una trepidante sucesión de giros y revelaciones sorprendentes.

Además de la trama elaborada, resuelta con gran maestría, la novela también merece su mérito por adentrarse en terrenos como la valentía ante las situaciones difíciles, la naturaleza del amor verdadera, las consecuencias de las decisiones tomadas y las circunstancias en general que nos presenta la vida. Una historia tejida con la precisión de un cirujano, una trama de secretos inconfesables, pasiones, errores y mucho suspense. Una novela en la que todas las piezas irán encajando finalmente, pero no sin la anterior confusión del lector.
:: “Extraños en el tren nocturno”, de Emily Barr,  está a la venta por Ediciones Maeva en su versión física por 17’95€ o en versión kindle por 9’49€. Pincha aquí para leer el primer capítulo.
Anuncios
Reseña de "Extraños en el tren nocturno", de Emily Barr

Reseña de "Una chef con estrella", de Jenny Nelson


EL PLACER DE UN BUEN LIBRO

La escritora estadounidense Jenny Nelson nos invita a saborear la vida junto a Georgia, la protagonista de “Una chef con estrella”, una simpática y motivadora novela que es un absoluto placer degustar.  | Por Cristina Hernández
Georgia lleva años trabajando muy duro y está cerca de conseguir su sueño en lo profesional y en lo personal: su reputación como una de los mejores chefs de Manhattan es indiscutible y va a casarse con el hombre de su vida. Tras la publicación de una crítica demoledora y conocer una cara desconocida de su novio, ve cómo su vida se viene abajo. Sin embargo, este golpe del destino le brinda la ocasión de empezar de nuevo, y decide matricularse en un curso de cocina en la Toscana. Los aromas y sabores de los platos de esta idílica región italiana la estimularán ante nuevos retos y le aportarán la inspiración necesaria para descubrir lo que quiere de verdad.
El primer libro de Jenny Nelson es una delicia. La combinación de sabores, olores, paisajes y caracteres de sus personajes hace de “Una chef con estrella” una novela ligera, una novela que te sumerge desde sus primeras líneas en un viaje tan emocionante y divertido como lo es su protagonista, una prometedora chef de alta cocina llamada Georgia. De Nueva York a la Toscana, esta treintañera aprende a saborear el día a día tras desplomarse la estabilidad de su vida al quedarse sin novio y trabajo en pocas horas. Sin embargo, estos escollos no darán al traste con la meta que lleva luchando alcanzar desde siempre. Un trabajo temporal en un tranquilo pueblo italiano se convertirá en un punto de inflexión para Georgia, que deberá dejar de lado sus prejuicios para trabajar en el nuevo negocio de una antigua amiga y mentora, cuyo cargo de sous-chef y el trabajo en equipo serán dos de las tareas que aprenderá a aceptar para conseguir esa inspiración que le hará encauzar de nuevo su camino.

Una lectura positiva, esperanzadora, con la que su autora le recuerda a su protagonista, y ella al lector, que cuando algo tiene que llegar, llega. Que el trabajo duro da sus frutos. Una novela que fundamenta el valor de creer en uno mismo para llegar a conseguir el más grande de sus sueños, y todo ello bajo un ágil tono desenfadado con su toque edulcorado para el romance, su ligero sabor amargo cuando todo se desmorona, con una cocción en su justa medida que consigue un exquisito resultado para “Una chef con estrella”, no solo sea una lectura muy recomendable, sino que su degustación es un auténtico placer. 

:: “Una chef con estrella” de Jenny Nelson está a la venta por Ediciones Maeva a un PVP de 18,90€ (formato físico) y a un PVP de 9,99€ (eBook). Una lectura deliciosa.

Reseña de "Una chef con estrella", de Jenny Nelson