Crítica de "Magical girl", dirigida por Carlos Vermut

ARTÍCULO POR ADOLFO PARDO

DATE LA VUELTA, YUKIKO

Título: Magical Girl. Director: Carlos Vermut. Guión: Carlos Vermut. Reparto: Luis Bermejo, José Sacristán, Bárbara Lennie, Lucía Pollán, Israel Elejalde, Alberto Chaves, Teresa Soria Ruano, Miquel Insúa, Elisabet Gelabert. Productora: Aquí y Allí Films/ Canal Plus España. Distribuidora: AVALON. Fecha de Estreno: 17/10/2014. Valoración: 5/5

Sinopsis: Alicia está enferma y sueña con el vestido de la serie japonesa “Magical Girl Yukiko”. Luis, su padre, hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo. Su destino se cruza con el de Bárbara, una atractiva joven con desórdenes mentales, y con el de Damián, un profesor retirado de todo menos de su tormentoso pasado. Luis, Bárbara y Damián quedarán atrapados en una red de oscuros chantajes, en la que instinto y razón se debatirán en una trágica lucha.

Tras la buena acogida por la crítica de Diamond Flash en 2012, el cineasta Carlos Vermut vuelve con el que es su segundo largometraje “Magical Girl”, un thriller que tiene como trasfondo la serie de comic Magical Girl. Tras la excepcional crítica en su paso por el Festival de San Sebastián llega a las carteleras españolas.
Todo comienza, Alicia, una niña enferma terminal de cáncer, y su padre, un profesor en paro que hará todo lo posible por hacer realidad el mayor sueño de su hija, poder vestir el vestido original de Yukiko, su personaje de manga preferido. Con este objetivo se entrecruzará con Bárbara, una atractiva mujer con serios problemas y Damián, un profesor retirado y atormentado por su pasado.
Con una escenografía soberbia y realista Vermut nos traslada a este cruce de destinos en el que entran en juego intereses opuestos, deseo y promesas del pasado. Los personajes son personas tristes, desesperadas y con un destino infeliz, ya sea Bárbara, una mujer continuamente infeliz, Luis, un padre a punto de perder lo único que tiene, su hija y Damián, un señor que no puede dejar atrás su pasado ni sus deseos más ocultos.
“Magical Girl” no es sólo un disfraz, es tragedia, drama, y el anticipo de un inesperado desenlace. Vermut consigue en esta obra transmitir esa negatividad, esa tensión y nos sumerge en ella, haciendo que sea casi imposible despegar los ojos de la pantalla. Estamos ante una película, que más que de película, podríamos calificarla de obra de arte por todos los elementos que la forman desde el vestuario hasta la impactante interpretación de Bárbara Lennie en el papel de Bárbara, la verdadera Magical Girl. Muy recomendable.
Lo mejor 
– Un argumento cautivante.
– La interpretación de los actores.

Lo peor
– Su sabor amargo.
Crítica de "Magical girl", dirigida por Carlos Vermut