Cita con… El Gran Wyoming, con motivo de la publicación del libro "No estamos locos"

“RAJOY Y SUS MINISTROS SON ENEMIGOS DE LA CULTURA”
El Gran Wyoming publica “No estamos solos”, un libro en el que recoge el testimonio de algunos protagonistas que día a día luchan por cambiar las cosas en este país. Directo, mordaz y 100% Wyoming, el polifacético presentador de El Intermedio nos recibe para hablarnos de los atropellos sociales y políticos que retratan nuestra actualidad. | Por Cristina Hernández.

“Escucho un eco rebotar en cada esquina, un vendaval te va empujando hacia la ruina; suena la alarma que te saca de la siesta: ¿¡Qué haces ahí parado chico!? ¡Eh!, no dejes andar que las calles van a estallar. No te quedes paralizado mientras te roban el futuro, no dejes que te quiten todo, sal y lucha en la calle, en la calle; y llevaremos una soga al cuello, no estamos solos. Y hasta que sientan todo el miedo ellos, no estamos solos.”. 

Esta letra es la BSO del nuevo libro del Doctor Monzón, una canción del grupo de este polifacético comunicador, “Wyoming y los Insolventes”, que bien describe ese sentir generalizado y esa ola creciente de lucha en las calles. Si hace un año presentaba “No estamos solos”, un libro con un carácter más “de autoayuda”, ahora publica “No estamos solos”, un título que surge para dar mayor protagonismo a algunos de los testimonios que retratan a esas personas que día a día hacen por cambiar este país y que forman parte de un proyecto más grande que verá la luz en el año que viene bajo un documental con este mismo nombre dirigido por Pere Joan Ventura y Georgina Cisquella.

Con este antídoto contra el derrotismo Wyoming se sirve para señalar como se ha pasado de la queja a la acción a través de una vía cívica que refleja que hay otras alternativas. La iniciativa pacífica emprendida por algunas personas es el objeto que plantea mostrar el autor poniendo cara y nombre a la indignación ciudadana, explicando el porqué y el cómo lo hacen, a través de historias personales que se cruzan, descubriéndonos como la indignación se ha convertido en una fuente de inspiración. Un viaje por la España que no se resigna y que está consiguiendo cambiar las cosas.


“Soy mejor persona después de hacer este libro”

No, no estamos solos. La lucha por el cambio tiene nombre y apellidos

“El objetivo de este libro es contar ejemplos de personas que salen de su indignación para enseñar un camino. No hay que esperar a que las instituciones te den la solución”, señala el presentador de El Intermedio sobre las 365 páginas en las que da voz a gente más y menos anónima que pasaron de la indignación por la situación que atraviesa España a la lucha, un retrato cuyo alguno de sus protagonistas son: Ada Colau, líder de la Plataforma Antidesahucios y candidata a la alcaldía de Barcelona; los Yayoflautas, porque las protestas no son sólo cosa de jóvenes; David Alegre, director de la Solfónica, banda de música que ameniza manifestaciones, motines; de una florista que llegó a organizar ese tren de la libertad que llegó a contar con una participación de personas que superaron las expectativas de esta mujer, etc.

“Hay gente que hace cosas para el servicio del bien y otras para el servicio del mal, y que están en las instituciones. Son personas que protestan contra un sistema que se está volviendo insensible al dolor ajeno y a través del cual estamos fabricando un mundo de élites”, apunta Wyoming. “Yo he recibido una lección en la vida hablando con estas personas. He recuperado la fe en la capacidad que tienen los ciudadanos en cambiar las cosas. Soy mejor persona después de hacer este libro”, comparte el exitoso comunicador madrileño confesando que esto le ha llevado a conocer una realidad paralela que no suele salir en los medios.

“Los anecdótico ocupa un titular y la realidad se deja de lado en los medios de comunicación”

Lo noticiable en los medios de comunicación
En torno a los 3 millones de espectadores gira el share diario de “El Intermedio”, el exitoso programa de sátira política que presenta de lunes a jueves en La Sexta. Wyoming asegura que “por mi carrera profesional bebo de los medios de comunicación y por ello pensaba que estaba absolutamente informado, pero confundía la información con los datos, como le pasa a mucha gente. La información completa no me la han contado, y en este libro están esas personas”, apunta enfatizando que las acciones de los protagonistas de “No estamos solos” le han dejado descolado “por la generosidad y verdad que desprenden”.

Muy crítico se muestra con el sometimiento de las televisiones públicas al poder, por la insensibilidad de la ciudadanía, por como el dinero de todos se está usando para una propaganda política en exclusiva y para colocar a personajes que habían perdido unas elecciones en puestos de cadenas como Telemadrid. Wyoming afirma que “esto tiene que ver con que luego la información que recibimos es totalmente sesgada, no tanto por lo que dicen, sino por lo que ocultan. Yo creía que vivía en el mundo de la realidad, pero simplemente vivo en el mundo de los medios de comunicación. Vivimos en realidades que están fabricadas. Lo anecdótico ocupa un titular y la realidad se deja de lado en los medios de comunicación”.

“El gobierno es enemigo de la cultura y de la educación”

Wyoming responde

Si hace un año nos señalaba que lo que sabíamos era lo que no queremos, ahora, que ni estando locos ni estando solos y la gente se está organizando porque sabe lo que quiere, podría ser quizás el desconocimiento de estos movimientos lo que se puede estar aprovechando desde el gobierno para hacer y deshacer conforme a lo que ellos tienen muy claro querer. Una cuestión a la que Wyoming contesta que: “Yo creo que todo está cambiando mucho. Creo que está habiendo un ejemplo de colectivos que veían inviable cualquier solución o alternativa, y ahora están viendo que no solo pueden cambiar las cosas sino que se ha reaccionado con violencia ante ello. La duda grande es realmente si esta democracia va a ser tal y si va a permitir que lo que parece que viene suceda, si van a consentir la victoria de otros que no son ellos”.  
Horas antes de hablar con él, salió publicado en El País la carta que cuatro grandes empresarios del sector espectáculos había remitido al presidente del gobierno pidiendo la reducción inmediata del IVA cultural. Achacaban que era deplorable que en nuestro país se mantuviera el impuesto más alto de Europa sobre este mercado, que la primera reducción de esta tasa hubiera sido en las flores y las plantas, que la pornografía se grabara en un 4%, y se preguntaban si esta tardanza en reducir este impuesto venía ligado al resquemor que podrían guardar los gobernantes de nuestro país con aquel canto de ‘No a la guerra’ que encabezaron multitud de personalidades del sector. Le planteamos a Wyoming si considera que este motivo podría ser un gran escollo que esté impidiendo el descenso de esta losa para la industria cultural, o si por el contrario estamos ante un gobierno carente de rencor y esto no se esté pudiendo achacar debido a razones de mayor peso: “El gobierno es enemigo de la cultura y de la educación. La reforma educativa que han hecho, que en palabras del propio ministro es para ‘primar la excelencia’, significa que hay un colectivo de gente, que es la que tiene más dinero, que será la que tenga el acceso exclusivo a la universidad. Esto es lo mismo que han hecho aquí. Es absolutamente absurdo que pagues un 21% de IVA en un teatro y un 10% de IVA para ir a ver un partido de fútbol. Ayer bajaron el impuesto de las flores, que no sé porqué, pero me parece estupendo, sin embargo, este lo mantiene.”, manifiesta un Wyoming muy irritado con la actitud de este gobierno “que solo trabaja en la mentira”. 

Asegura que “hubo una reunión hace tiempo que se hablaba de las pérdidas que tendría esta subida del IVA en la asistencia al teatro, al cine, a los conciertos…, de ese descenso del consumo y por tanto de la recaudación, y que sin esa cifra los datos cambiaban, pero para ellos el fin no es recaudatorio. A ellos les trae sin cuidado eso, para ellos el fin es perseguir a la cultura y es lo que hacen.”, añadiendo que En este manifiesto que mencionas, estos hombres plantean que son empresarios de este sector y que por ello no pueden poner medidas que les ahoguen e impidan su existencia. ¿Y que ha dicho el gobierno? Me-la-su-da.  El error es pensar que lo están haciendo mal, porque la verdad es que lo están haciendo bien. Es lo que quieren. Antes de crear estas medidas hay un estudio previo que señala que estas pueden acabar con el sector, por lo que ha sabiendas lo hacen. ¿Por qué no le ponen el 21% de IVA a los estadios de fútbol?”, ironiza el presentador y cantante.  

Con la claridad que le caracteriza, José María Monzón sostiene que “la verdad es que Rajoy y sus ministros son enemigos de la cultura, plantean medidas deliberas, trabajadas y estudiadas con las que saben que hunden este sector. Hay parte en lo que señalas de aquello del ‘No a la guerra’, pero es que la burguesía española ha sido siempre cruel e inculta. Nunca hemos tenidos grandes mecenas volcados en la cultura. Es decir, Buñuel pudo hacer su cine por un mecenas francés. En España esto no pasa ni de coña”. 

:: “No estamos solos” del Gran Wyoming está a la venta por la Editorial Planeta a un PVP de 17.50€ (libro físico) y a un PVP de 12.99€ (eBook).

:: Artículo relacionado: Cita con… El Gran Wyoming, con motivo de la publicación “No estamos locos”.
Anuncios
Cita con… El Gran Wyoming, con motivo de la publicación del libro "No estamos locos"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s