Cita con… Hugo Silva

“CREO QUE “DIOSES Y PERROS” ES COMO LA VIDA”

Hugo Silva estrena este viernes “Dioses y perros”, una cinta dirigida por David Marqués en la que da vida a Pasca, un sparring anclado por todos los frentes. Familia, amistad y amor, lealtad, traición, esperanza y salvación son los fundamentos de este drama social con tintes cómicos. | Por Cristina Hernández.

Dicen de él que es uno de los actores españoles más apuestos del panorama actual. Y no lo contradecimos. Inmerso en su carrera cinematográfica, Hugo Silva estrena esta semana “Dioses y perros”, su película número 13, una cinta de corte social dirigida por David Marqués en la que el drama que enmarca la trama se ve contrarrestrado con un toque cómico que complementa este historia de perdedores. 
Hablamos con Hugo, quién sustenta el peso de las relaciones manifestadas en este cuadrilátero de sacrificio, lealtad, traición, esperanza y salvación, quien destaca la veracidad de esta cinta, el realismo con el día a día. Junto al actor madrileño está Megan Montaner, una simpática actriz que es todo un gran acierto para dar vida a la parlanchina Adela, un personaje que da respiro y esperanza a esta historia de historias en la que Elio González, Ricard Sales, Juan Codina, Enrique Arce, Miriam Benoit y Víctor Palmero completan el reparto. 

Pasca, está inmerso en una vida gris que él mismo se ha autoimpuesto. Pasa sus días cuidando de su hermano minusválido, recibiendo golpes como sparring e intentando ayudar a Fonsi, su mejor amigo, un exboxeador alcohólico que malvive al borde del abismo con una mujer y un hijo que cuidar. Anclado en la crisis y la falta de esperanza, tratará de despertar de su pesadilla, ante la irrupción en su vida de Adela, una joven profesora que llega al barrio y le hace volver a ver las cosas de una manera más optimista. Pero los problemas con Toni y, sobretodo, con Fonsi le situarán en una difícil encrucijada que cambiará su vida para siempre. Y la de los que lo rodean. 

Hugo, en “Dioses y perros” tu llevas todo el peso de la película, ya que el resto de los personajes son más bien secundarios y con muy poca presencia, ¿cómo has llevado ser el protagonista?
Yo creo que estaba repartido, pero bueno sí, la estructura es así. Y es que, es verdad, estoy en casi todas las secuencias de la película, salvo en dos que no aparezco… ¿sabes qué? no quería pensarlo. Cuando estaba trabajando estaba centrado en el personaje, no quería darle mucha importancia para no rallarme. Quería estar lo más cómodo con el proceso, viajar, disfrutar y sentirme lo más seguro con el personaje y quitarme esa circunstancia de la cabeza.

¿Qué tiene Pasca de Hugo? ¿Y Hugo de Pasca?
Pasca tiene el mismo origen que Hugo, pero las circunstancias son diferentes. He intentado agarrarme a lo que más me parezco en él, a lo que más tenemos en común y hacerlo crecer por medio del boxeo, un tema que yo no había trabajado mucho hasta el momento que supe que iba a hacer la película y me puse a darle duro al entrenamiento y a boxear.

¿Y cómo has llevado esos entrenamientos que has mencionado? De hecho te has entrenado, pero la película no es excesivamente violente… De hecho recibes mucho, y das poco…
(Sonríe) El boxeo conlleva un entrenamiento muy duro, muy completo y muy concreto. Yo el tema del boxeo no lo he hecho para poder pelear bien en la película, sino que es más bien porque un boxeador no mira igual que otra persona, no camina como otra persona, no se mueve,no habla igual que otra persona… Hay ciertos rasgos que son comunes, y pensé que en vez de observar a otros boxeadores lo que debía hacer era meterme directamente, mancharme y dejar que las cosas pasarán.

¿Te has quedado con ganas de ese entrenamiento que has hecho se viera reflejado en alguna gran pelea?
No, creo que ello se muestra de una forma más sutil en el personaje. No tenía ningún interés en parecer que peleaba bien o mal. Creo que la película es lo que es y el trabajo está hecho siempre a favor de la obra.

Y hablando tanto de Boxeo, todavía no te he preguntando si te gusta…
Sí, mi abuelo era boxeador amateur por lo que en mi casa ha habido cierta cultura del boxeo aunque en este país sea algo raro. En casa siempre hemos sabido quién era Wy Tucker, Muhammad Alí o Tyson en su época, y todos estos bestias. Siempre estuvimos atentos. Ninguno lo hemos practicado, pero si hemos mantenido cierta afición. Además, siempre me encantó Rocky, que mucho nos reímos de Stallone, pero la película tiene un Oscar al mejor guion. Este señor escribe muy bien y hay que recordar que sacó una peli muy complicada en aquella época, una cinta mítica y que para mí se merece todos los respetos.

Esta es tu película 13, ¿eres supersticioso?
¡No lo sabía! Pero no, no soy supersticioso.

¿Y a estas alturas, después de haber dado vida a tantos personajes, qué te da la interpretación?
No lo sé. Creo que este trabajo lo que da son vivencias; al final vives más, vives más cosas,… no es algo que se pueda explicar, pero a la larga quizás te haga un tipo de persona más empática. No lo sé decir exactamente.

¿Te ves haciendo otra cosa?
No me veo desligado de este mundo. Quizás me pueda ver haciendo otra cosa, pero que tenga que ver con esto.

“Dioses y perros” es un drama que mezcla lo social con la comedia, ¿te has sentido cómodo en este género?
Creo que se trata de una película con un marco muy real, y que por eso entra a formar parte de ello el sentido del humor, la esperanza, va un poco por ahí. A nivel personal, me divierte tanto hacer una película que tenga algo tan real en un momento como esta o hacer en otro caso otra futurista. Creo que todo te aporta y todo te divierte. No creo que una cosa sea mejor que otra.

¿Cómo ha sido relacionarse con el resto de personajes? Porque cada uno ofrece da punto de luz en cada momento a lo largo de la historia, a pesar del drama del que forman parte. 
Creo que es como la vida, por eso comentaba que el marco es muy real. Uno tiene una situación que contada a largo plazo puede ser una desgracia, pero nadie está llorando todo el día. Más que nada por supervivencia, y cuando uno vive una situación complicada, lo que hace uno es reírse mucho de sí mismo. Por eso la película tiene esas salidas de comedia, para quitar presión a la vida.

¿Tuvisteis pocos ensayos antes de rodar la película?
Fuimos rápido, pero fue muy intenso. Lo suyo es tener lo mínimo, que es un mes y medio y es lo que tuvimos aquí. También depende de cómo te tomes tu trabajo. Si te centras, se puede sacar adelante. Aunque es verdad que cuanto más tiempo tengas, más fino y más concreto va a ser el trabajo.

Tú que has trabajado en diferentes medios, ¿consideras que hay unos que dan fama y otros que dan prestigio? 
No veo diferencias. Creo que el actor que en televisión están bien, es un máquina porque los tiempos son muy cortos. A veces veo a mis compañeros hacer televisión y flipo con lo bien que están y con lo que brillan. Yo he hecho diarias en televisión, sé que los procesos son muy cortos. No pienso así. Me gusta la mecánica del cine, pero el trabajo en tele es divertido, inmediato, fresco y hay que solucionar pronto los imprevistos que van surgiendo.

¿Qué próximos proyectos tienes a la vista?
No lo puedo concretar porque no me dejan, pero lo que viene puedo decir que es tele, algo cortito, rollo miniserie.

:: “Dioses y perros” de David Marqués se estrena este viernes 10 de octubre, producida por NADIE ES PERFECTO y distribuida por FESTIVAL FILMS.

* Agradecimientos a los compañeros de ‘El Palomitrón’ por compartir con nosotros la fotografía del actor Hugo Silva que encabeza esta publicación. 

Anuncios
Cita con… Hugo Silva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s